Veo cosas maravillosas, parte II

lunes, 21 de septiembre de 2009

La pieza más conocida del tesoro de Tutankhamon, es sin duda la máscara que llevaba su momia al ser descubierta su tumba.
Por descontado que era la pieza dónde más gente se amontonaba deseosa de sacar una buena foto; por desgracia, estaba dentro de una vitrina para complicar un poco las cosas.
Algunas de las piezas de esta exposición, no estaban construidas especificamente para el ajuar funerario de Tutankhamon, esto se debe a lo repentino de su muerte, por lo que algunas de ellas se reutilizaron, habiendo sido diseñadas para otras personas; otras se modificaron para este rey.
Máscara funeraria, el original está confeccionado con oro, obsidiana, turquesa, vidrio, cuarzo, cornalina y lapislázuli, tiene un peso de 11 Kg.
Esta pieza se diseñó especialmente para su ajuar funerario, representa el rostro idealizado del faraón.
Vista frontal.

Máscara funeraria, el original está confeccionado con oro, obsidiana, turquesa, vidrio, cuarzo, cornalina y lapislázuli, tiene un peso de 11 Kg.
Vista lateral izquierdo.
Máscara funeraria, el original está confeccionado con oro, obsidiana, turquesa, vidrio, cuarzo, cornalina y lapislázuli, tiene un peso de 11 Kg.
De espalda.
Máscara funeraria, el original está confeccionado con oro, obsidiana, turquesa, vidrio, cuarzo, cornalina y lapislázuli, tiene un peso de 11 Kg.
Vista lateral derecho.
Diadema,el original está hecho con oro, piedras semipreciosas, fayenza y vidrio.

Cuello en forma de animal, el original está hecho con oro.
Cuello de cobra y cuello de halcón, diseñados para el uso funerarios.
El halcón era un animal estrechamente relacionado con el rey, sus plumas aparecen a menudo en las ilustraciones funerarias de Tutankhmaon, para recibir la protección de Horus.
Cadena triple, el original está hecho con oro y fayenza.
Esta cadena de oro estaba colocada alrededor del cuello de la máscara, está formada con discos de oro puro, fayenza y rematada a ambos lados por flores de loto.
Este tipo de cadenas también eran entregadas a los dignatarios del rey como recompensa de sus méritos.
Primera autopsia de Tutankhamon en el año 1925.
Cabeza de la momia de Tutankhamon.
Radiografía de la astilla del hueso (flecha) en la cabeza de Tutankhamon, realizada en 1968.
Equipos de investigación de Francia, EUA y Egipto han llevado a cabo una reconstrucción del rostro de Tutankhamon basándose en los exámenes de la tomografía computerizada.
Conjunto de féretros de niño de dos piezas con máscara.
El original está construido en madera parcialmente cubierto con resina negra y base de yeso dorado.
Corresponde a un hijo prematuro del faraón.
Los féretros interior y exterior del bebé prematuro están decorados con las habituales imágenes de Thot y Anubis.
Conjunto de féretro de niños de dos piezas.
El original está construido en madera parcialmente cubierto con resina negra y base de yeso dorado.
Corresponde a un hijo recién nacido del faraón.
Las inscripciones e imagénes son similares al féretro del bebé prematuro.
Cadena con estatuilla del rey como colgante.
El original es de oro.
No se sabe exactamente a qué rey perteneció la estatuilla, que se encuentra en cuclillas, una posición poco habitual que podría representar al joven dios Sol.
Howard Carter creía que representaba a Amenofis III, abuelo de Tutankhamon, pero probablemente represente al propio Tutankhamon.
Dos féretros en miniatura y un rizo.
El original está construido en madera con pintura en negro.
Este tipo de féretros contenían recuerdos del rey, en uno de ellos , aparece tallado en nombre de Tiye, abuela de Tutankhamon, y el adn des este mechón de pelo se utilizó para comparar el adn de otras momias identificadas hipotéticamente como Tiye.
Pequeño féretro interior.
El original está construido en madera recubierto de yeso con una capa de oro.
Este segundo féretro interior tiene también forma de momia.
Féretro exterior en miniatura.
El original está construido en madera revestida de yeso dorado.
Este féretro imita los vendajes de la momia, se trata del féretro exterior de los cuatro que hemos visto.
Figura del rey sobre un leopardo.
El original está construido en madera dorada con incrustraciones de vidrio y atributos de bronce dorado.
El pedestal aparte de esta figura nos indica que está destinado a una estátua del rey.
Esta figura no se realizó siguiendo el sistema de proporciones tradicional, sino con el sistema reformado del período Amarna, por lo que se cree que estaba guardado en los almacenes reales y no fue construido para el ajuar funerario de Tutankhamon.
Figura del rey como dios niño.
El original está construido en madera con resina negra e incrustaciones de oro.
La estatua representa a un niño desnudo sosteniendo un sistro, un instrumento musical tradicional.
Debía representar al rey como el dios niño Ihi, tocando un sistro, si el rey adoptaba esta forma aseguraba su protección en su viaje a través del horizonte.
Figura de la diosa Neftis.
El original está construido en madera dorada con incrustaciones de bronce, calcita y obsidiana.
Las figuras de deidades femeninas en forma de momia halladas en la tumba del rey se diferencian de las masculinas principalmente por la ausencia de la barba divina curvada.
Neftis, junto con su hermana Isis, es una de las dos míticas plañideras que reune los restos esparcidos de Osiris.
Figura del dios Haroeris con cabeza de halcón.
El original está construido en madera dorada con incrustaciones de vidrio y obsidiana, y pico insertado de aleación de bronce.
Haroeris es la denominación griega para el nombre egipcio, Gran Horus.
Interviene en la ascensión a los cielos del rey difunto.
Figura del dios Duamutef.
El original está construido en madera dorada con pintura en negro.
La estatua representa al dios con cabeza de chacal, uno de los cuatro dioses protectores de los órganos internos, también llamados dioses canópicos, estos dioses eran 4 y correspondían a los 4 vasos canopos dónde se guaradaban las siguientes vísceras del difunto; hígado, pulmones, intestinos y estómago.
Estos dioses asistían al difunto en su ascensión a los cielos dónde se convertía en una estrella del cielo nocturno.
Figura de la diosa Sejmet sentada en el trono.
El original está construido en madera dorada con incrustraciones de vidrio.
La diosa con cabeza de león fue venerada principalmente en Menfis y se la consideraba la esposa del dios de la ciudad, Ptah.
Su nombre significa la poderosa y como tal puede que garantizara la continuidad del poder real en el ritual funerario.
El pedestal de la estatua pintado de negro fue serrado por la parte posterior a fin de que entrara en la capilla.
Figura del dios Menkeret alzando al rey.
El original está construido en madera dorada con incrustraciones de vidrio.
Esta divinidad se encargaba de proteger el paso del difunto por los pantanos del Mundo Inferior, por eso llevava al rey sobre su cabeza.
Estandarte de Sopdu.
El original está construido en madera dorada con incrustaciones de vidrio, plata y bronce.
Sopdu era un antiguo dios local de la parte oriental del delta que vigilaba y dominaba el desierto oriental de Egipto.
En su función de vigilante de las fronteras probablemente también participaba en el ritual funerario real.
Figura del rey sobre una barca.
El original está construido en madera dorada con incrustaciones de vidrio, bronce y obsidiana y atributos de bronce dorado y aleación de bronce.
El rey está de pie sobre una pequeña barca de papiro en actitud de lanzar un arpón, probablemente está cazando un hipopótamo, la encarnación del dios Seth en el mito de Horus.
Figura del rey sobre una barca.
El original está construido en madera dorada con incrustaciones de vidrio, bronce y obsidiana y atributos de bronce dorado y aleación de bronce.
Vista lateral.
Figura del rey con la corona del Alto Egipto y dos figuras del rey con la corona del Bajo Egipto.
El original está construido en madera dorada con incrustaciones de vidrio y atributos de bronce.
Las tres figuras del rey sujetan un cetro nejej y en sus pedestales están inscritos los nombres de trono de Tutankhamon.
Figura del rey con la corona del Alto Egipto.
El original está construido en madera dorada con incrustaciones de vidrio y atributos de bronce.
Detalle de la figura central.
Figura del dios Tata.
El original está construido en madera dorada con incrustraciones de bronce, vidrio, calcita y obsidiana.
En el pedestal de esta figura se puede leer que Tutankhamon es amado por el dios Tata.
Figura del dios Shu.
El original está construido en madera dorada.
Esta estatua representa al dios del aire Shu.
Este dios encarna el espacio entre el cielo y la tierra.
Shu es uno de los 9 dioses de Heliópolis.
Figura del dios Ptah.
El original está construido en madera dorada con incrustraciones de vidrio y fayenza y atributos de aleación de cobre.
La cara de la estatua está cubierta con láminas de oro amarilla y el resto con láminas de oro rojo y sujeta su cetro característico, que fusiona los símbolos de la vida, la permanencia y la fuerza.
Este dios está considerado un dios creador que da vida a través de su palabra.
Figura de una serpiente.
El original está construido en madera dorada con incrustraciones de bronce y cuarzo.
Vista frontal.
Figura de una serpiente.
El original está construido en madera dorada con incrustraciones de bronce y cuarzo.
Vista lateral.
Capilla con bajo relieve.
El original está construido en madera con láminas de oro, patines de trineo revestidos de plata y cerrojos de plata.
Esta capilla está construida en forma de templo del Alto Egipto, probablemente contenía una estatuilla de metal noble, aunque se encontró vacía.

5 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Lástima de tanto ladrón de tumbas. (También lástima de tanto país ladrón de la cultura de otros paises).
Preciosas fotos.
Yo nunca había visto esa estatuilla en cuclillas, que supongo tendrá un significado.

angelito dijo...

La máscara de Tutankhamon es hechizante, y tenerla tan cerca debe ser espectacular.

No estoy en BCN, por lo tanto no puedo ir al Museu Maritim......buahhhhhhhh otra cosa más para aborrecer esta época.

Daisy dijo...

Hola Noxi He llegado solo a la mitad...me tengo que ir...otro día vuelvo.

Se me ocurre pensar en lo que mueve cualquier religión o fé. Porque ser artista y trabajar duro para un ajuar funerario, aunque sea el de Tutankhamon, sabiendo que lo van a enterrar y nadie más lo va a ver debe ser muy frustrante. Sólo con mucha fé en el más allá...o con la fuerza se puede hacer.

diego dijo...

Gracias, Ender por recordarme esta historia tan interesante. Me impresiona lo que el hombre actual es capaz de conocer sobre la vida de personajes de hace la torta de años, gracias a las nuevas tecnologías. Muy buen reportaje.

Ender dijo...

María Jesús, Egipto tiene mucho patrimonio por ahí esparcido, ellos se quejan de que se lo robaron y los que se lo llevaron, de que ellos no lo cuidaban, cada uno tiene su versión, ya ves.

Angelito, pues sí, era hechizante, estaba en un rincón oscuro y fue una experiencia, lástima no estar a solas, jajajajaja.

Pero tan lejos estás ahora?

Daisy, tanto dar la lata y vienes tarde y mal, jajajajajajajajaja.
Con la fe que tenían los egipcios en la otra vida, no creo que ni llegaran a plantearse esto que comentas :D

Diego, sí que es impresionante, la verdad, pero siempre hay tantas cosas importantes que no sabremos :D

Hala, que sólo me queda una parte más.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.