360°

sábado, 31 de diciembre de 2011

Si una revolución es un giro de 360º, este año he revolucionado; o sea, que acabo justo dónde empecé, o más o menos.

He empeorado en el trabajo en sueldo y horario, aunque he ganado en tranquilidad y en compañerismo y me he alejado de un ambiente tóxico y de gente que tiene alucinaciones colectivas, lo cual no es que sea bueno, sino que es necesario.

Seguimos sin ser padres y a pesar de que el tercer intento era nuestro límite, sobretodo el mío a nivel emocional, vamos a intentarlo una cuarta.
El proceso para hacerlo, que amenazaba en ser largo, largo, largo, está en marcha y de momento no hay nada que evidencie que no podemos ser padres.

He buscado una nueva vía de ayuda útil para afrontar este difícil trago, acudiendo a una psicóloga que trata de que no sea tan dura conmigo misma y sobretodo, no me juzga ni me da consejos que no he pedido, ni me habla de casos parecidos al mío, cosas que ya no soporto más. 

Acabo el año con menos amigos, por que no me van las medias tintas y o estás o no estás; amigos de borrachera no necesito.

Pero sobretodo, un día desperté y me sentí feliz, tranquila y en calma, algo que había olvidado, y me di cuenta de lo mal que había estado.
He estado tan triste, tan decepcionada, tan enfadada, tan resentida, que ni siquiera he estado viva.
No basta con ser fuerte o resistente, es necesario encarar las cosas con perspectiva, y con algo de alegría.
Es necesario escuchar a los tuyos cuando te dicen que pasará, y si no te lo dicen, pedirles que lo hagan.
Es necesario reir, es necesario llorar, y gritar, y estar en silencio.
Es necesario vivir cada minuto de tu vida, aunque sea en el mismo infierno, por que es tu tiempo y no va a volver y al final sólo te quedan trozos de vida vacíos, borrados, extirpados.
Hoy me siento tan tranquila, tan confiada, tan invencible, que puedo vacíar los dos platos de la balanza y dejar que el nuevo año los llene de nuevo.

Por eso acabo como empecé; sin nada y con todo por venir.

*P.D. Al fin del mundo le pido, que si de verdad quiere manifestarse en 2012, no me pille preñada, que al menos pueda emborracharme, comer jamón serrano a todas horas y llevar una mala vida.

9 comentarios:

Chelo dijo...

Claro que si guapa, afrontemos el nuevo año con ilusión! Te deseo lo mejor para el 2012 , Muack!

Juan Luis T. dijo...

Endecita, no sabes lo que me alegra saber que despiertas feliz, tranquila y en calma. Nada es bueno en cantidades excesivas, incluso el dinero.

Viva la vida. Y viva el 2012 que es lo que nos toca en este momento.

Isa (im-perfecta y buenrollera) dijo...

¡¡Feliz año Ender!! me alegro de que hayas empezado con fuerza... cada día, cada momento son únicos e irrepetibles... Vívelos, todo lo demás irá llegando.
¡Un besazo!

Ender dijo...

Gracias a los tres, espero que así sea, para mi, para vosotros, para todos :D

rivela dijo...

Feliz año.Que el 2012 sea el año de tranquilidad, de serenidad y sobre todo espero que no puedas emborracherte. Saludos

Lourdes dijo...

Hola guapa!. Nada que decirte que no te hayas dicho tu misma. Hace mucho que no sé nada de ti. te escribo hoy...

Bsucos

Rosana dijo...

Gracias Ender por este post. Muchas gracias. ME he emocionado al leerlo.

Ender dijo...

Lur, Rosana, besitos

Ender dijo...

Rivela, cuanto tiempo, me alegro de leerte, besos!

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.