Cosas que no se pueden hacer para fiestas

jueves, 22 de diciembre de 2011

Imaginaos la situación, medio pomelo y yo en la visita de la ginecóloga tras el tercer aborto pidiendo que se incice ya el procedimiento de infertilidad para nosotros.
La ginecóloga nos dice que la media para que te llamen era, hace dos años, de dos años, pero que ellos tienen un procedimiento por el que de entrada te piden una analítica para ver los cariotipos y con eso pasas antes.
Al final decide que me va a mandar dos analíticas, la primera se tiene que hacer entre el día 2 y 4 de la regla y la segunda entre el 20 y el 22 y para que sirva no se puede hacer en otras fechas, sólo en esas.

Resulta que el primer mes después de la visita no puedo por que entre los días 2 y 4 estoy en Mallorca de vacaciones, total, me han dicho que tardan bastante en llamar así que no pasa nada.
Mientras, me mandan una carta dándome visita en tan solo 2 meses tras la petición de la prueba.

Para la regla siguiente pido hora sin problemas, me hacen una analítica de 6 tubos que no quiero ni acordarme de cómo fue, pero lo logramos, ellas sacar todos los tubos de mis míseras venas y yo no desplomarme ni de dolor ni de debilidad.
Me dicen que la analítica tarda un mes, o sea, que estará el día 17 de diciembre, sábado para más señas.

Hace unas semanas he llamado a mi ginecóloga, pido cambiar la visita del 25 de noviembre, que no sirve para nada por que los resultados aún no estaran, por una fecha cercana al 19 de diciembre, que es cuando tengo que tener los resultados para el departamento de infertilidad.
Me dicen que llamo demasiado pronto, que las visitas para mediados de diciembre no están abiertas y que llame en dos semanas, pero que tenga claro que hasta enero no me dan visita, por que hay muchas fiestas y son días malos para dar visitas.
¿¿¿???

La segunda parte de la analítica, o sea, los días 20-22 del ciclo, caen en la semana del 6 y 8 de diciembre, mi chico trata de programarme la analítica y le dicen que no, que esa semana no trabajan, que hacen puente como método de ahorro.
Cómo es una analítica muy específica, no tengo alternativa de programarla en otro centro que abra en esas fechas, no me la hacen y punto, poco importa que en mi caso no se pueda programar otro día.
A día 5 de diciembre no sabemos quién nos va a dar los resultados de la analítica, eso si está y además, de las dos pruebas que me pidieron, sólo voy a llevar una.

Finalmente, una semana antes de la visita, medio pomelo va a recoger los resultados de su analítica a su doctora de cabecera, que es la mía también, le pide por favor si ella puede acceder a mi analítica y que se la de.
Vale, se la da, pero no toda, esta prueba consta de un análisis de sangre pero hay otra parte a la que ella no puede acceder por que sólo lo ve la ginecóloga que la pidió.

Total, que el 19 de diciembre, me presenté en el Hospital de San Juan de Dios, con una analítica parcial y de dos que me solicitaron.
Para la próxima me han pedido que pase por la ginecóloga a recogerla y que se la lleve, pero por si acaso, cómo no, me han pedido otra, más completa, calculo que esta debe de ser de unos 20 tubos, y ya no te pinchan, te abren con un machete, ponen un cubo debajo y recogen la sangre por litros.

Pero no, con los recortes la sanidad pública no se ha resentido, eso que quede claro.

2 comentarios:

Juan Antonio Herguera Torres dijo...

Y la nueva Menestra de Sanidad se apellida Mato. El acabose.
Al principio pensaba ¿qué coño habéis votado en Cataluña? Ahora pienso en darme a la bebida (por aquello de darle a la Botella).
Negro. Lo veo todo negro.
Petons.

Ender dijo...

Todavía existe Sanidad? Asombroso XD

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.