19 de diciembre

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Hoy se cumple un año justo desde que empezamos nuestro viaje oficial a la infertilidad.
Tras tres abortos, los médicos decidieron que ya era hora de tratarme y ver qué era lo que iba tan mal que truncaba nuestros planes de ser padres a las pocas semanas de la concepción.

Por estas fechas más o menos, se cumplen tres años desde mi primer embarazo, un embarazo que duró casi 12 semanas, días de felicidad e ilusión que nunca volvieron.
Ni por un momento se me pasó por la cabeza por esas fechas, que algo pudiese ir mal, todo era perfecto, según nuestros planes.
Yo me moría de sueño a todas horas, tenía náuseas todas las tardes a las 8 y me molestaban todos los olores del mundo.
Las dudas que me asaltaron unas semanas antes, justo cuándo ya pensaba que era posible estar embarazada, quedaron silenciadas predictor en mano; eso era lo que deseaba, ahora lo sabía.

En este camino angustioso, doloroso y sobretodo solitario, se han quedado muchas cosas, ha tenido un coste tremendo sobre nosotros y sobre nuestro entorno, nos ha puesto a prueba hasta dónde no creímos llegar nunca.
En este proceso me he sentido triste, juzgada, acusada, dada de lado, enfadada, frustrada, pero si pudiese elegir una imagen que lo definiese todo, diría que me he sentido descoyuntada, cómo si hubiesen estirado de mi hasta sacarme todos y cada uno de los huesos de mi sitio y me hubiesen dejado tirada en ese estado.

En este trámite se aprende mucho, qué duda cabe, a ostias, pero se aprende, sobretodo, a ser fuerte y a usar la rabia cómo combustible para seguir adelante.
A ser paciente, a insistir, a distanciarte, a tomarte un respiro.
Ni una sola vez se me pasó por la cabeza abandonar, cuántas más heridas, más fuerte era mi embestida hacia adelante, sí, cómo un animal rabioso, lo sé, por qué a ovarios no me gana nadie y eso te lo dices mientras sabes que si alguien te puede ganar a algo, es precisamente la medicina, que si algo puede poner tu vida del revés en un minuto, es un resultado médico inoportuno.

Mañana, quedarán 9 semanas para el presumible día del parto y a pesar de esos tres abortos, de los seis meses que he pasado haciéndome pruebas y más pruebas, de las pruebas y más pruebas que me han hecho durante el embarazo, a pesar de haber estado en riesgo virtual desde el primer día de concepción, a pesar del calvario de las agujas en todas sus variables posibles, sé que no nos han tocado las peores cartas posibles en este trámite.
Sé que hemos tenido más suerte que desgracia, a pesar de que me siguen diciendo que aún puede pasar cualquier cosa, y puede.

Hoy sólo quiero decir, que a pesar de toda la mierda que nos ha caído encima, gracias, por tener la oportunidad de luchar a brazo partido contra un destino incierto, gracias por la oportunidad de ganar y por la de perder también.
Gracias, por la oportunidad de poder demostrar de que pasta estamos hechos.

14 comentarios:

emejota dijo...

Muy lindo niña, ya verás ya, cuando nazca la niña (recuerdas lo que se veía en el diagrama estelar?) verás qué manera de crecer vas a tener, jajjj, tanto que desaparecerás para ti misma y para muchos más durante un tiempito, lo largo que pueda ser depende de cada quien.
Una de las cosas que más gracia me hacen es como la sociedad nos infunde expectativas gratificantes a porrillo, será porque es lo que más vende y luego nosotros tenemos que darnos de bruces con una realidad que tampoco estamos muy dispuestos a asumir en palabras ajenas.
En fin, que te deseo lo mejor, que enhorabuena de corazón y que pases unos días tranquilitos junto aquellos que prefieras. Muchos besos.

MORLA dijo...

mucho ánimo, y que todo salga bien! estaremos atentos...un abrazo!

Una Más... (Katrina Jackson) dijo...

Que poquito te queda ya

No imagino lo duro que lo has pasado, pero que bueno que como dices tuvisteis la oportunidad de luchar y para la victoria solo queda un paso

me alegra de estar aquí para ver todo ese coraje y fuerza que aunque no parezca, son inspiradoras, por que así debe de ser, no rendirse nunca.

Besicos mil Bonita.

diego dijo...

¡Ánimo, Ender, ya está hecho! Me encanta vuestra capacidad de lucha para ser padres y particularmente la tuya. Tu alegría cuando nazca va a compensar todo tu sufrimiento. Lo que no entiendo es que alguien te haya podido juzgar o acusar ¿de qué? Bueno, lo mejor es olvidarlo, ya verás la cantidad de satisfacciones que da un hijo, y si es tan deseado como el vuestro ni te cuento. Un beso.

iolanda dijo...

Hola Ender, bueeeno, lo primero, aunque tardías, felices fiestas, que seguro q lo son, tengas o no espíritu navideño, q es otra cosa q nos vende la sociedad ésta pero que o se mantiene todo el año es sólo un breve lapsus (en el fondo, bien venido sea ese lapsus por cierto)

Dicho esto yo, al igual q diego, me pregunto quien ha podido tener la osadía de criticarte, juzgarte o condenarte o simplemente hacerte sentir mal por pasar lo q has pasado, q no me entra en la cabeza ciertamente.

Bueno, en breve vas a estar demasiado ocupada, espero q entonces también nos cuentes de la vida con esa mirada tuya...

Besitos,

Isa dijo...

¡Qué gran post, Ender! Dicen que el dolor es el mejor maestro... pero que nadie quiere ir a su clase y con razón.
La lucha siempre merece la pena, aun en el caso de no alcanzar la victoria, es la única forma de acercarse realmente. Y sí, eres afortunada y haces muy bien en darte cuenta :-)
¡Ánimo de todo corazón! un besazo

Ender dijo...

Emejota, a la parte de los niños no llegamos, justo me quedó la duda de eso, sí me comentaste que estaba la cosa calentita pero nada más.
Bueno, tal cómo ha ido, mejor no haber sabido más XD
Lo del desaparecer lo veo bastante claro, sobretodo por qué el apoyo que hemos recibido de los demás ha sido apenas inexistente y yo para estas cosas soy muy drástica, o estás o no estás.
Muchos besos y que acabes bien el año y mejor el que empieza.

Ender dijo...

Morla, muchas gracias, iremos informando ;)

Ender dijo...

Katrina, lo cierto es que cuando te toca una situación cómo esta, en realidad tienes pocas opciones, luchar, luchar o luchar y eso es lo que se hace, luchas a brazo partido hasta que no hay opciones, hasta que el cuerpo aguanta, o hasta que consigues lo que quieres.

Muchos besos para ti también y que el año que empieza te traiga lo que más deseas.

Ender dijo...

Muchas gracias Diego, lo de luchadora me viene de serie :D
Pues te sorprenderías de la cantidad de mierda que nos han soltado encima durante todo este proceso, de la cantidad de prejuicios que aún quedan en muchas cabezas y de la poca sensibilidad que tiene la gente.
Por ponerte ejemplos rápidos y fáciles, se me ha criticado por ir al psicólogo, que dicho sea de paso, es el mismo equipo ginecológico quién te deriva para poder superar los abortos recurrentes, se me ha criticado por perder los bebés, sí, cómo suena, la culpa es tuya, tu actitud no es suficientemente buena y sobretodo por no comportarnos cómo seres programados que respondan a cualquier pregunta con un, todo va a salir bien, si esa no era la respuesta y mostrábamos dudas, pesar y tristeza, automáticamente la sentencia era emitida, la culpa era nuestra, por no ser positivos.

En fin, que cuando no sólo no recibes apoyo, sino que te llaman para decirte lo indigno que eres, las cosas se ponen muy complicadas.

Muchos besos.

Ender dijo...

Ioli, han sido unas buenas fiestas por primera vez en mucho tiempo y se agradece.

Por aquí me tendréis dando la vara con la Gremlin XD

Besitos.

Ender dijo...

Isa, a veces lo pasas tan mal que es imposible que veas que tu situación es mejor que la de otros muchos, o aunque lo veas, te importa una mierda XD
Pero sí, lo veo, lo sé, y doy gracias por ello.
Pero sobretodo sé, que pase lo que pase, yo permaneceré y eso me da calma y me da fuerzas.

Besitos

Framboise dijo...

Sí, Ender , de esto se sale aún más peleona si cabe y ya verás cómo todo se te olvidará en cuanto tengas a tu bichito entre los brazos y ni te acordarás de la pedorreta que pensabas hacerles a los criticones de cualquier color.
Ya sabes que un camino muy parececido al tuyo hemos recorrido nosotros y tan fuertes estamos ahora: ya nada puede con nosotros. :)
Un abrazote grande.

Ender dijo...

Framboise es que yo soy muy feng shui, lo que no me sirve lo tiro, lo mismo para los trastos que para los amigos XD

Besos

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.