Iaia

lunes, 13 de julio de 2009

Carmeta, como la conocían sus muchos amigos, fue una mujer avanzada a su tiempo, una mujer valiente y extraodinaria, que siempre ha sido mi modelo a seguir, aunque me temo, que a pesar de nuestra diferencia generacional, nunca la llegue a alcanzar.

En una época dónde la mujer era practicamente una esclava,ella no se resignó a una vida de infelicidad, sólo por qué los demás la obligasen a ello, sólo por el que dirán, siempre tuvo claro, que ella había venido a este mundo para ser feliz, y peleó por esa felicidad con uñas y dientes.

Alquiló un ático diminuto en una vía muy principal de la ciudad, el piso apenas eran 30 metros, la terraza debía tener al menos 50, llena a rebosar de plantas, con una mesa y muchas sillas, para comer o cenar y con una piscinita para sus nietos, cuando los tuvo.
La cocina y el baño eran la misma habitación y algunas ollas terminaban en el plato de la ducha.
Nada más entrar en la portería un olor muy particualr invadía la escalera y te acompañaba hasta la puerta de su casa.

Ella no tenía nada, ni estudios, ni dinero, ni posesiones, trabajaba muy duro para mantenerse y salía adelante con un entusiasmo envidiable, con una alegría contagiosa, con un optimismo indestructible.
Conoció al que sería el amor de su vida, del que no se separaría jamás y vivió su relación cómo todo en su vida, con independencia, con libertad, con mucho respeto y con un amor infinito.

Se dice fácil, voy a mandarlo todo a la porra, voy a cambiar de vida, pero a lo largo de nuestra vida, conocemos a muy poca gente que lo lleve a cabo.
Sin duda, ella fue la persona que he conocido que más control sobre su vida tenía, aunque ella pensaba que estaba en manos del destino y sus decisiones siempre se basaron en la justicia y el amor.
Era generosa en un grado tan extremo, a pesar de sus pocos recursos, que las personas que la rodeaban, le devolvían lo que ella daba con creces, tanto, que vivía, no gracias a la caridad de los demás, sino a la gratitud de sus semejantes.

Por todo ello, cada año que pasa sin ella, es una pérdida para los que quedamos.

Cuando llego a la puerta de mi nueva casa, no puedo evitar darme cuenta de que justo ahí, la escalera huele exactamente igual que la suya y sé que es apenas un puñado de arena de ilusión que se escurre en mis puños, pero en ese instante, pienso que ella está allí, conmigo, guardando mi casa, mi familia, a mi misma y aunque es una idea que me gusta, me apena imaginarla en la puerta, fuera, sola, por eso, siempre que entro en mi nueva casa, dejo unos momentos la puerta abierta, para que pueda entrar y quedarse con nosotros; esta vez para siempre.

6 comentarios:

Hawai dijo...

Es cierto lo que dices, Ender, poca gente vive la vida como de verdad quiere vivirla. Para eso hay que ser valientes.

Bicos ;)

Daisy dijo...

Que bonito Ender! cómo me gusta cuando escribes con el corazón...

Que pocas Carmetas existen... y en esto ha influído mucho la antigua religión con aquella tristeza de consignas como la de que hemos venido al valle de lágrimas...o la de ganarás el pan con el sudor de tu frente.... en fin era todo tan triste...que dificilmente encontramos Carmetas...

Un ejemplo a seguir...

Besucos

mariajesusparadela dijo...

No necesitas dejar la puerta abierta, ella siempre entra contigo, porque se ve que está en tu corazón. Precioso, Ender.

iolanda dijo...

Hola Ender,
cuando he leido laia me ha venido a la cabeza mi lala, y me he sentido inundada por la nostalgia, si bien la semejanza de su vida se quedan en la lucha que tuvo para ser y hacer feliz a los suyos...
Me gusta, como siempre, leerte.
besitos,

Ender dijo...

Haw, poca gente lo hace y quién lo hace pocas veces lo sabe, eso lo ven los demás :D

Daisy, por eso tiene más mértio, por qué es una generación muy distinta a la nuestra y aún así no dejó que los demás le dijeran lo que debía hacer.
Muchas mujeres de hoy en día, que es todo tan distinto y mucho más fácil, no hacen lo mismo.

María Jesús, pero es que la encuentro tanto, tanto, tanto a faltar...

Iolanda, cada iaia, una historia :DDDD

Besos a todas ;D

angelito dijo...

seguro que está ahi, contigo.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.