Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto

lunes, 31 de enero de 2011

Auditorio del Palau de la Generalitat


 De izquierda a derecha, Xavier Torrens, Lluís Recoder, Joana Ortega, Leandro Kierszenbaum y Jaime Vándor.


Dice mi medio pomelo que no entiendo la política y que una persona que siempre se fija en como debería ser el mundo y no en como mangonearlo, nunca llegará a comprender qué es de verdad la política.
Es posible que mi mente ideóloga no asimile adecuadamente los procesos de la política, pero sé reconocerla cuando la veo.

El motivo para elegir este día es que el 26 de enero del año 1945, los soviéticos liberaban el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, el mayor y más representativo de estos campos.

Como socia del Amical de Mauthausen recibo invitaciones a actos relacionados con el tema.
Este año me invitaban a una conferencia que pronunciaban el Sr. Leandro Kierszenbaum, professor del Yad Vashem de Jerusalen, y el Sr. Jaime Vándor, superviviente judio del Holocausto.
Era toda la información que me daban.

He de confesar que escuchar al Sr. Vándor y a un profesor del Yad Vashem, son motivos más que suficientes para que cualquier interesado por el tema haga lo posible para asistir a semejante evento.
En mi caso poner del revés a todo el servicio para poder salir antes y llegar a la hora prevista, las 18:00 horas.
Qué emoción, qué nervios, menuda tarde interesante iba a pasar, acompañada de mi fiel amiga C. a la que el tema le interesa un rábano pero que me acompaña al fin del mundo.

El acto se celebraba en el Auditori del Palau de la Generalitat, uno de esos lugares a los que uno no va cada día, hay que decirlo.
Después de pasar por el detector, una larga cola para identificarse, unas amables señoras te buscan en la lista de invitados en la que te debes haber inscrito antes telefónicamente o por mail.
Tras encontrarme en la lista me preguntan si vengo de parte del Amical y sin buscar a mi acompañante me dicen que ya podemos pasar sin más preámbulos.
Nada más entrar se encuentra “La Shoah, el genocidio nazi del pueblo judío”, una exposición con paneles repletos de información y fotografías, que si no recuerdo mal, firmaba el Yad Vashem.
Justo después, venía el propio auditorio, una sala llena ya de cámaras, listas para inmortalizar el momento.

La hora de inicio para el acto eran las 18:00, teniendo en cuenta que el acto siguiente, la ceremonia de recuerdo, estaba prevista para las 19:30 en la Plaza del Rei, podemos medir las intervenciones sin necesidad de reloj.
La Sra. Joana Ortega, actual vicepresidenta del Gobierno de Cataluña y responsable del Departamento de Gobernación y Relaciones Institucionales de la Generalidad de Cataluña, preside la mesa, inicia el acto con unas palabras de presentación, y cede el turno al Sr. Vándor, que tras saludar explica que la conferencia que viene a dar, Al filo del Holocausto, tiene una duración de 1 hora, pero que le han dado tan solo 20 minutos de intervención.
Os podéis imaginar qué pasa, el Sr. Vándor no es capaz de comprimir en 20 minutos una hora, en un perfecto castellano con la particular pronunciación alemana de las erres, va a toda prisa resumiendo lo irresumible, su experiencia como ocupante de una de las casas protegidas que dependían de Angel Sanz Briz, diplomático español destinado en Budapest.
Esta historia, explicada en la película El cónsul Perlasca y centrada en la persona de Giorgo Perlasca, de quién también nos hablará, es la historia de algunos hombres buenos bajo el mandato de muchos hombres despiadados.
El Sr. Vándor, haciendo pausas significativas para buscar las palabras adecuadas o a veces, pareciendo abrumado por la velocidad de las suyas propias, desgrana recuerdos infantiles del horror convertidos en palomitas de maíz de los actos institucionales.
Lo que no se puede, no se puede, y no se puede pedir a nadie que dé 20 minutos de sus recuerdos horrendos y trágicos, a un auditorio que ha venido a escuchar otra cosa, una conferencia para ser más concretos.
Acto seguido, el Sr. Leandro Kierszenbaum, enfilaría recto y rápido un resumen muy resumido, valga la redundancia, de quiénes son Yad Vashem y del acuerdo entre ellos y La Generalitat de Cataluña, lleno de flores y elogios a tan ilustre nación, pueblo, país.
Han pasado 40 minutos y una se pregunta, ¿y hasta las 19:30 qué?
Pues hasta las 19:30 un estupendo mitin de la Sra. Ortega, que invirtió no menos de 30 minutos en explicar las bonanzas de su gobierno, de su partido y de nuestro President.

Como os decía, sé reconocer la política cuando la veo, y la estaba viendo utilizar, para fines propagandísticos, a una institución y a una persona que estaban allí de mera comparsa, siendo los únicos protagonistas del acto, los políticos y sus políticas.
Estaban junto a la Sra. Ortega el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, y el profesor de Ciéncia Política y comisario de la exposición, Xavier Torrens.

Me molesta que me manipulen e insulten mi inteligencia, me molesta que manipulen causas en las que creo para darse bombo en lo político, me molesta que a veces haya que venderse para que se acuerden de las causas nobles, los únicos que pueden ratificar las mismas, con dinero, apoyo o reconocimiento; los políticos.

Que sí, que yo entiendo la política; lo que pasa es que me asquea.

6 comentarios:

Hawai dijo...

Ender, creo que no es culpa de la política en sí misma, sino de esta generación de políticos, que cada día la dejan más y más a la altura del betún. Yo me hubiera ido, no soporto los mítines, y menos si no voy ex-profeso.

Lourdes dijo...

Hola Ender! yo también me habría ido.

A mi también me asquean los políticos actuales. Los hipócritas que por obtener votos son capaces de todo sin importarles causas ni personas mientras se abanderan con esas causas y se ponen las medalas de su dedicación al pueblo.

Lourdes dijo...

Jaja Hawai tienes el avatar de la antigua casa Backer? emo ojos en blanco

Hawai dijo...

¿Sí? me alegra saber su origen :). Colecciono este tipo de imágenes pin-up y vintage.

Bicos ;)

Isa dijo...

Cómo me jode que intenten venderme motos (y coches, y champús, y refrescos de color marrón)... y lo peor es que si lo hacen es porque saben que hay suficientes incautos que se los creen como para que les merezca la pena...

Ender dijo...

Haw, estoy de acuerdo de que cada vez es menos política y más del resto, demagogia, espectáculo, manipulación, pero de verdad antes era distinto? muy distinto?
es cosa de la época, del país?

Haw, Lur, yo me hubiese ido, mi amiga se hubiese ido, pero con la reputación que tengo ya me imaginaba el choteo de todos mis amigos cuando les contase que me había levantado en medio del mitin y me había pirado delante de todas las cámaras y pasando por delante de la vicepresidenta de la Generalitat, vamos, me ponen Robespierre de segundo en el dni XD

Isa, mi gran duda es si sólo nos molestó a nosotras, por que allí había mucha gente, pero nadie se levantó, en cambio, aplaudir, aplaudir, un puñado nos abstuvimos...

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.