Una de terror

viernes, 17 de abril de 2009


Hace algún tiempo, fuimos a casa de unos amigos, a los que debido a la distancia, vemos una vez al año.
Compartimos la afición por el cine de terror y fantástico y siempre nos enredamos en conversaciones eternas sobre cine.

Ese año, estábamos en el estudio de nuestro amigo, yo me entretenía en mirar libros hasta que mi amigo nos dijo a mi medio pomelo y a mi:
-¿Conocéis este libro?-preguntó mostrando El almuerzo desnudo, de William Burroughs.
Nosotros, que no conocíamos el libro, le dijimos que no.
-Es el libro de una película de David Cronenberg- nos informó-habéis visto la película?-nos preguntó.
No, ni siquiera la conocíamos.
-Pues no, no la conocemos, nos la apuntamos para verla-le dijo mi medio pomelo muy interesado. Y ahí terminó nuestra conversación.
Si todo hubiese terminado aquí, hubiese sido una de esas conversaciones que se borran de la memoria al cabo de poco tiempo.

Sin embargo, tanto nuestro amigo cómo mi medio pomelo, tienen una legendaria fama de empanados, fama que traspasa fronteras y épocas, y que sin duda, esta vez llevaron todo lo lejos que se puede llevar.

Al año siguiente, estábamos de nuevo en casa de mis amigos, en el estudio, mi amigo se dirige todo decidido a la estantería de los libros y saca el mismo libro de año pasado, y dice:
-¿Conocéis este libro?
Yo, levanto la vista y voy a contestarle que sí, que es el libro de la peli de Cronenberg, pero mi medio despistado pomelo le dice:
-Uy, pues no, ¿de qué va?
Yo me quedé esperando a ver que pasaba, entonces mi amigo le dice,
-Es el libro de una película de David Cronenberg. ¿Habéis visto la película?
La respuesta seguía siendo que no.
La compañera de nuestro amigo y yo esperamos a que acabaran y les comentamos, que el año pasado habían tenido la misma conversación, casi palabra por palabra.
Ambos nos miraron sorprendidos, cómo se mira a un marciano recién aterrizado y juraron no recordar nada.

Pasó un año más, y nos volvimos a reencontrar, estábamos de nuevo en el estudio y mi amigo, volvió a sacar el libro de marras y nos preguntó:
-¿Conocéis este libro?
Mi amiga y yo, nos miramos, pensando, que el suyo estaba más empanado que el mío, pero a los pocos segundos, el mío dijo:
-Uy, pues no, ¿de qué va?
Y la conversación se volvió a reproducir palabra por palabra, cómo el año pasado y el anterior, ante el estupor de mi amiga y el mío propio.

Por qué vale que te despistes un poco, pero que seas capaz de reproducir la misma conversación durante tres años consecutivos, es llegar a un grado de empanamiento considerable.
Evidentemente, cuando mi amiga y yo rompimos a reír, el dúo empanado, no sabía qué era lo que nos pasaba y a más cara de asombro de ellos, más risas por nuestra parte.
No, no recordaban haber tenido esa conversación el año pasado ni el anterior, ¿de verdad ya la habían tenido?
Llegado este punto, decidí que no estaba dispuesta a repetir esa vivencia, así que a la vuelta a casa, le dije a mi medio pomelo,
-Hemos de conseguir la peli del Cronenberg de una vez y verla- y él me preguntó.
-¿Cuál, la de El desayuno descalzo?

Mi amiga y yo, tenemos decidido, que cómo Cronenberg venga a alguna de nuestras ciudades, iremos a verlo, le contaremos la historia y le pediremos que dirija una película sobre ello; por supuesto, será de terror.

13 comentarios:

Hawai dijo...

Jajajajajajaja, lo que está claro es que Cronenberg ha marcado a fuego a vuestro amigo.


;)

mariajesusparadela dijo...

¿y no será que tu medio pomelo y su amigo no tienen nada de que hablar y se niegan a reconocerlo?

Ender dijo...

Haw, menos mal que a ambos les gusta Cronenberg sino menudo trauma :DDDD

Por cierto, la peli, es una paja mental!!!!!

María Jesús, que mala eres :P

ZOLDAR dijo...

A mi también me pasa mucho eso de no acordarme de lo que hago, de lo que digo o de lo que escribo.

15:09 = Siento ser yo quien te lo diga, pero... algo falla. Tu medio pomelo tiene memoria de pez. Lo siento, pero es así. Cuando antes lo asumas, mejor te irá.

15:11 = No es por nada Endercita pero creo que tu novio tiene algún problemilla de Alzheimer. Será la edad, por eso mismo, cuando antes lo asumas, mejor te irá.

15:14 = Tu novio debería comer rabos de pasa para la memoria, porque creo que dicen que van muy bien, las crestas de pollo también. En fin, cuando antes lo asumas mejor te irá, tu novio tiene un pequeño problemilla de memoria.

15:16 = Hoy no voy a hacer ningún comentario en tu blog, porque no me acuerdo de lo que iba a decirte.

Daisy dijo...

Mi medio, te diría que su memoria es selectiva, que eso no era tan importante como para almacenarlo.

No me gustan nada pero nada nada nada las historias de terror ni en peli ni en papel.

bsucos ...

Ender dijo...

Zoldar, memoria de pez tengo yo, que si me interrumpes mientras hablo me olvido de lo que te estaba diciendo y soy incapaz de recordar la película que vi este mediodía a las 8 de la tarde.
Mi medio pomelo más bien tiene lo que dice Daisy, memoria selectiva :DDDDDD

Daisy a mi me encantan las pelis de terror :DDDD

Daisy dijo...

Creo que todos tenemos memoria selectiva...lo que sucede es que las mujeres nos fijamos en detalles que los hombres no se fijan...

Ya he solucionado el problema de no leerte...le he dado a los feeds esos...

Ender lo de que te gusten las pelis de terror no te preocupes por ello conozco a más gente...incluso a gente aparentemente normal jajajaja

besucos guapa!!

CHucky dijo...

Me ha costado un webo, pero por fin he puesto a bajar esta película.
Ando siempre de cabeza y no hay forma de sacar 2 minutos para bajarla.
Por si a alguien le interesa:
http://vagos.wamba.com/showthread.php?t=330317

¡Pirata! ¡Ladrón! ¡Asesino de niños!

Ender dijo...

Y nos vas a hacer una crítica cuando la veas, ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿no?????????????

CHucky dijo...

@Ender: no, en verdad me la he bajado para venderla en el top manta...

En serio: no creo que en los dos próximos años tenga dos horas libres para ver una película :-(
Ya sabes: ¿estudias o trabajas? Ambas.

Ender dijo...

Aún a riesgo de preguntarte una gilipollez...si no la vas a poder ver, para qué te la descargas????? :PPPPP

CHucky dijo...

@Ender: ya sabes... es tener por tener, coleccionar por coleccionar. La idea es no hacer nunca nada más, no salir a la calle, no follar, solo ver películas desde que me levanto hasta que me acueesto... uno que es un enfermo.

[Algún día, y puede que ese día nunca llegue, sacaré un rato para verla, palabrita]

Ender dijo...

Que tiempos aquellos en los que Ramoncín se dedicaba a cantar y no a esto...

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.