Conversaciones absurdas en las que me meto

lunes, 15 de noviembre de 2010

Las más absurdas que he tenido nunca, sin duda alguna con los evangelizadores urbanos varios que nos podemos encontrar en esta gran y maravillosa ciudad en la que habito.

Y diréis, ¿acaso es obligatorio tenerlas?, pues no, no lo es, pero es que no sé si sabéis que soy muy discutidora y me meto en unos embolaos yo sola que es pa verme y uno de mis embolaos preferidos es pelearme con evangelizadores varios, no sé muy bien por que, la verdad.

El caso es que estoy ya muy bien enseñadita y trato de evitarlos, pero quien tuvo, retuvo y a veces, aunque se me acerque una persona de esas que huelen a biblia por los cuatro costados, irremediablemente me paro para ver que quieren, que en todos los casos es lo mismo; tu alma inmortal, acompañada de tus ingresos, que inmortal sí, desposeída no.

Pues eso, que voy yo con mi musiquita por la calle, y se me acercan un par de chicas para hacerme una encuesta y a pesar de que mi intuición me dice, ¡corre!, yo me paro, me quito los cascos y digo que de qué va la encuesta.
En si misma la encuesta era un documento que debe valer su peso en oro, por que tela marinera las preguntitas que hacías las mozas.
Empezamos con un clásico,
-¿Usted cree en Dios?
Sí, aquí debería haber salido corriendo, pero no, no lo hice.
Que de que Dios me habla, si del de la iglesia cristiana o de la idea de Dios, así en abtracto.
La que habla, la otra solo mueve la cabeza aprobando o desaprobando y sonríe mucho, mientras abraza la carpeta que lleva como si dentro estuviesen las tablas esculpidas con los diez mandamientos, me mira con cara de estar pensando que de que otro Dios puedo estar hablando, me aclara que hablamos del Dios cristiano y le respondo que no, que en el Dios cristiano no creo, pero que sí creo en la idea de Dios.
No entiende por que no creo en el Dios cristiano, le explico que no puedo creer en una iglesia discriminatoria, que basa su doctrina en el miedo y la venganza y ya que estamos, le digo que tampoco creo en el infierno.
Me hace una serie de preguntas de esas absurdas que me dejan un poco descolocada y que no recuerdo, para pasar a preguntarme;
-¿Cree usted que Dios es un hombre o una mujer?
He de reconocer que esto es la primera vez que me lo preguntan así a bocajarro, por la calle.
Yo le contesto que no creo que Dios sea una "persona", vamos que si se tomó la molestia de crear a los ángeles sin sexo, para que él iba a adjudicarse uno, así que no puedo creer que Dios sea una mujer de la misma manera que no creo que sea un hombre.
No me entiende, y se lo tengo que contestar otra vez.
Y entonces llegamos a una de mis preguntas favoritas, el apocalipsis.
-¿Cree usted que cuando el mundo se acabe los justos serán salvados por Dios?
Pongo cara de esto va a ser muy complicado, y le digo que como no creo en el infierno, no veo por que Dios va a salvar a unos pocos y todo eso.
Entonces ella, hábilmente me contesta,
-Ya, pero la Biblia dice que...(ponga usted aquí la versión reducida de cuando Dios se cabree y mande el mundo al cuerno y/o/u Armagedón).
Y yo, viendo que me sale el genio cabezón,
-Es que lo que dice la Biblia para mi tiene la misma credibilidad que cualquier otro libro de ficción.
La encuestadora y la amiga, amarillas de la impresión, pero insiste, y dice,
-¿Entonces usted no cree que la Biblia la escribiera Dios?
Silencio dramático, cara de pepinillo, voz comedida y profunda, gesto afectado y digo,
-Esto...es que la Biblia no la escribió Dios, sino personas.
La encuestadora se ofusca por unos instantes.
-Pero es la palabra de Dios.
Y yo, que me empieza a salir la vena cabroncilla,
-Bueno, eso te lo discuto luego, pero ahora aclaramos lo de la autoría del libro este, que no lo escribió Dios, vamos, que hasta la iglesia lo tiene asumido.
Y ella, que ve que por ahí no vamos bien, dice,
-Bueno, sí, claro, Él no la escribió personalmente, pero es su palabra.
Y yo,
-Bueno, no sé que decirte, un libro que compila textos de distintas épocas, que se contradicen y que son cribados para vender lo mejor posible las ideas de la iglesia, no me parece a mi la palabra de Dios, más bien me parece una campaña comercial.
Me mira ojiplática y trata de recordar de que estamos hablando,ah, sí, del fin del mundo,
-Ya, veo que usted le da importancia al tema científico, pero sabrá usted que hasta los científicos están de acuerdo con que el fin del mundo se acerca y ven probable el apocalipsis.
Ahora la ojiplática soy yo,
-Perdón, ¿qué? que los científicos vean probable el fin del mundo no es lo mismo que que crean que lo va a perpretar el Sr. Dios.
Y ella, que no se rinde,
-Bueno, pero las teorías sobre la creación del mundo...
No la dejo acabar,
-¿El Big Bang, quieres decir?
Ella duda, mira a su compañera, me da la impresión que lo mismo le da que le hable del Big Bang que del Big Ben,
-No, no, yo me refiero a Dios y...
No, que no hable más,
-¿No me irás a decir que la comunidad científica está de acuerdo con que Dios creó el mundo?
Y ella, que no ve ni de donde le caen,
-Sí, sí, claro, muchos científicos dicen que...
Mira, me acabo de acordar que tengo cosas que hacer y esta no es una rival digna,
-Sabes que te digo, que me has parado diciéndome que me ibas a hacer una encuesta sobre estudios teológicos y lo que quieres es venderme un producto que yo no te voy a comprar.
Hasta otro rato y buenas tardes.
Se despiden las dos con caras compungidas, me pongo los cascos y me voy con mi musiquita a otra parte.

Depeche Mode, Blasphemous Rumours



Unheilig, Armagedon

4 comentarios:

nee* dijo...

jajaa esto sí son personajes y no lo de las series de televisión, jaja. Yo creo que para volverlos así, mínimo les deben haber hecho un lavado de cerebro por no decir una lobotomía...
A mi es que no me paran, me ven demasiado niña, es la ventaja de tener 20 y no aparentarlos :P

emejota dijo...

Demasiado paciente y conciliadora me has parecido. A mi ya no me queda tiempo que perder. Si alguna vez se acercan lo suficiente para "intentar venderme su producto" les ladró que soy atea, muy mala, y que antes de seguir hablando me enseñen su titulación y sus pruebas de coeficiente intelectual.
Ya ves, para cabrona la vieja.Ja,ja, que ahora se puede reir de tod@. Aunque me den penilla, no soporto la estupidez al servicio de determinados intereses y saco un ratito a tomar el fresco a mi dragón particular. Un fuerte abrazo.

Candela dijo...

Creo que la evangelizadora y creadora de dudas metafísicas has sido tú y no ellas como pretendían jajajaja. Qué atrevida es la ignorancia de quien cree saberlo todo sobre algo... y más si es algo tan etéreo, lejano e incomprensible como es un dios o una diosa.

Ender dijo...

nee estas ya venían preparadas de su país de orígen, casi todas las personas que había por allí captando gente eran de países tradicionalmenmte muy cristianos y muy pobres, así que sólo les debió hacer falta el toquecito final, me parece.

Pues mira, a mi con 15 años ya me paraban por que aparentaba más de los que tenía, ahora que aparento menos me siguen parando, les debe parecer que estoy en edad de comerme el coco, jovencita todavía XD

Emejota, es que soy una persona muy conciliadora, soy el pegamento de los grupos en los que me veo.
Lo de las pruebas del coeficiente no creo que las lleven endcima XD

Candela, yo creo que no, creo que se puede discutir con un perfil de persona con un medio de inteligencia mínimo, cuando te han comido el coco así lo primero que desaparece es la capacidad de critica y entonces son como zombies.
Una lástima.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.