Waltz with Bashir o la reinvención de la memoria

lunes, 8 de noviembre de 2010

¿Conoces esa sensación cuando te hablan de una película y piensas que te va a gustar y antes incluso de verla, justo cuando empieza y sólo estás en los créditos, estás seguro de que te va a encantar?
Pues eso es lo que me pasó con Vals con Bashir, una película que conocía hacía tiempo y que aún no me había decidido a ver, en parte por que mi medio pomelo estaba seguro que era una de esas pelis de gente donde cuentan lo mucho que sufre la gente.

Sin embargo, todo llega y al final lo convencí de que no era un dramote y que valía la pena verla y bla bla bla.

Vals con Bashir nos cuenta dos historias.
La de su director, Ari Folman, que tras hablar con un amigo suyo y que este le cuente un sueño terrible que lo acosa desde los 20 años, descubre que no guarda recuerdos de su participación en la Guerra del Líbano del 82.
Tras este descubrimiento emprende un camino para recordar que hay detrás de ese vacío, entrevistándose con personas que estuvieron en esa misma guerra, incluídos algunos amigos suyos.

La otra historia que nos cuenta, es la de los mecanismos que utiliza la memoria, primero para salvaguardarnos de lo inasumible y más tarde para decirnos que ya estamos preparados para recordar.
Se analiza con bastante detalle un hecho que a primera vista puede llamar la atención; cómo una persona puede olvidar parte de lo que le pasó en una guerra, pero también nos habla de otro hecho aún más formidable.
Cómo reinventa la memoria una historia distinta para mantenernos a salvo.

De ambas cosas ya nos hablaba Boris Cyrulnik en sus estupendísimos libros, Los patitos feos y El murmullo de los fantasmas, donde arranca explicando como niños supervivientes de los campos de concentración nazis, como él mismo, pueden llegar a ser personas adultas sanas emocionalmente y nos habla del fenómeno de la resiliencia.

La película le sirvió al director para realizar un viaje de adentro hacia afuera, que culmina con las escenas finales de lo inasumble; la masacre de Sabra y Chatila.

Hay que verla, por que aunque nos cuenta una historia terrible, lo humano prima sobre la violencia, por que es delicada y ligera, por que arriesga con una animación muy vistosa y dinámica, por que tiene una banda sonora maravillosa y unas escenas de una belleza sobrecogedora.

Después de verla, ya nunca podréis olvidar el mar de Beirut de noche, iluminado por las tenues luces de las bengalas.


Orchestral Manoeuvres in the Dark (OMD), Enola Gay


6 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Yo tampoco soy partidaria de ir al cine a sufrir, porque creo que el sufrimiento que tenga que llegar llegará sin que yo vaya a buscarlo.

Chelo dijo...

uff, no se, si cuenta una historia terrible, no tengo yo el coco para dramas...
Qué gran canción la que has puesto na na nana nananananananana j

nee* dijo...

Hace poco también oí hablar de esta película, me la pintaron muy bien y tal, pero pensé que sería muy dura y como que a mi lo de sufrir en el cine no me va demasiado pues no la he visto por el momento.
Por lo que explicas, pero, la violencia no es el primer plano de la trama, así que supongo que no es demasiado explícita, así que a lo mejor me planteo verla :P

Besos!

emejota dijo...

Lo bueno, o malo, de vivir en una aldea es que apenas si te enteras de nada, menos aún si no enchufas la t.v. ni la radio. Ahí estamos. Ya veré cuando vuelvo a la civilización. Un fuerte abrazo.

chris dijo...

Conocía el título de la película pero no tenía ni idea de qué iba el argumento. Gracias por compartirlo, me ha resultado muy interesante y me han entrado ganas de verla.

Me hablaron hace tiempo del libro de Los patitos feos. Tal vez me anime también a leerlo.
Lo dicho...gracias por compartir!!!

Ender dijo...

María Jesús, lo que quería decir precisamente, es que es una de esas pelis que no hacen sufrir, bueno, a lo mejor un poquito, pero muy poquito y por su belleza compensa.

Chelo, en realidad el drama es secundario, lo que cuenta es como olvidamos o bloqueamos las cosas.
La historia del drama está contada como trasfondo de la película para que puedas entender el porqué del olvido.
La canción es de al bso.

nee, pues sí, la violencia no es lo principal, por eso creo que vale la pena verla.

emejota, cada cosa tiene sus ventajas y desventajas :D
De todas maneras la peli ya tiene un tiempo, tampoco somos de ver lo último de lo último.

Chris, pues ya dirás si al final te animas a verla.
Y el libro, lo recomiendo muy mucho, a mi me vino genial leerlo, creo que es una herramienta de conocimiento y de autoconocimiento interesante y habla de algo un poco desconocido y de un tema fascinante como la memoria.
Gracias a ti por leerme.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.