Baguettes (dedicado a CHucky)

miércoles, 11 de marzo de 2009

Ya que estamos estos días, tan animados hablando del funcionariado de este gran país que es el nuestro, voy a explicaros la última aventura con este gremio, acaecida ayer mismo.

Para hacer la nueva hipoteca, necesitábamos la vida laboral, que no teníamos, así que nuestro gestor lo solicitó por internet.
Pasados 15 días, el documento no había llegado a nuestro domicilio, total, es normal, sólo han pasado 15 días y todos sabemos que la sede central de la Seguridad Social, está ubicada en Pernanbuco y por eso tarda 15 días en llegarte un documento enviado vía Correos, claro que la otra opción, es que Correos sea lento, aunque no creo que esa eso, no, eso noooooo...


Así que nuestro gestor nos comentó que debíamos ir personalmente a solicitar esta información, buscó una delegación que abriera por la tarde y concertamos una cita y allí nos presentamos.

Había una guardia de seguridad en la puerta, que nos pidió los nombres para comprobar que teníamos cita, los verificó y nos dejó entrar, llegamos al arco de seguridad y cómo era la guardia de seguridad la que nos tenía que pasar los objetos por la cinta y estaba fuera peleándose con dos ciudadanos que no tenían cita, pasamos sin más sin que nadie verificara que no llevavamos nada peligroso, total, los arcos están para eso, para pasarlos sin control alguno.

Superado el arco, llegamos al mostrador dónde ponía que para que te atendieran debías pedir número en información, pero claro, en información debería estar la guardia de seguridad atendiendo, y aún estaba fuera, peleandose con los inisitentes ciudadanos, así que nada, allí espera que te espera, ante la atenta mirada de 5 empleados del Estado, que no tenían a ningún ciudadano en sus respetivas mesas, pero que tampoco hacían amago de agilizar el proceso.

Seguimos esperando, hasta que la guardia de seguridad, que no daba abasto, por cierto, llegó y nos dió número tras explicarle que habían pedido cita dos personas, mi compañero y yo, pero puesto que la vida laboral había llegado justo ese día por correos (¡aleluya!) sólo haría la gestión yo misma, así que sólo un número, por favor.
-Entonces, ¿cuantas personas van a pedir la vida laboral?- nos pregunta la guardia un poco confundida.
-Yo, sólo yo, ves, lo pone en tu lista, soy fulanita de tal a menganito lo puedes borrar.
Sí, pero no, nos busca en la lista, nos marca a ambos y repite:
-Entonces ¿cuantos números quieren?
-Sólo uno, para ella- interviene el gestor- mira, a él ya le ha llegado la vida laboral- le aclara enseñándole el sobre para que lo vea bien.

Bien, parece, pero sólo lo parece, que nos ha entendido, tenemos el 262, no hay nadie en ninguna mesa, 5 empleados del Estado sin atender a nadie, pero no, el turno no avanza, sólo estamos allí, esperando 5 minutos largos, mientras se miran entre ellos, dan vueltas de una mesa a otra, nada, que no hay prisa.
Finalmente el empleado del Estado A, decide que ya es hora que alguien nos atienda, ¿no? y dice:
-Oye B, hay gente esperando, ¿puedes atenderlos?
B se gira, nos mira y le contesta:
-Uy, ya te dije el otro día que hace más de una semana que no me fucnciona el programa para hacer las vidas laborales, pregúntale a C a ver si puede (C está en la mesa de al lado, tal vez practican algún código secreto de rangos para comunicarse entre ellos)
B se gira hacia C y le dice:
-¿Los atiendes tú?
C nos mira, mira a A y le dice que está acabando no sé que cosa; eso debe de ser un no.
Bueno, son 5 y lo hemos probado con 3, ya sólo quedan 2, sino siempre queda la posibilidad de que nos saque la vida laboral la guardia de seguridad, total, es la única que parece que tiene algo importante qué hacer.
A llega a la conclusión de que será mejor que nos atienda él mismo, ya se sabe, si quieres que algo salga bien, hazlo tú mismo, así que nos llama con la mano para que nos acerquemos.
Nada más sentarnos le dice el gestor:
-Sólo es para su vida laboral (señalándome a mi) la de él (señalándole a él) ya la tenemos- A asiente con la cabeza y se pone a teclear furiosamente en su teclado, tras hacer ver que no le hemos dicho HolaBuenasTardes a lo que no respondió absolutamente nada pero nos miró por encima de sus gafas con una expresión ciertamente difícil de interpretar que bien habría podido ser la de , anda e id a la mierda, o bien, arreando que tengo prisa, o también, ay que joderse, mira que querer la vida laboral...

Esperamos unos minutos, yo, ciertamente alucinada, por la eficiencia del empleado del Estado A, que sin darle ni mi Dni, ni mi nombre, ni nada, está trabajando tan intensamente...hasta que se acerca C y le dice:
-¿Ya está?-B asiente, le da a imprimir y la da a C el papelito que acaba de imprimir, se gira hacia mi cómo si fuera la primera vez que me viera y me dice:
-¿Me das el Dni?
Ahhhh coño, ya me extrañaba a mi...NO estaba haciendo mi gestión, simplemente hemos pasado de esperar de pie a hacerlo sentados.
Se lo doy, empieza a teclear furiosamente de nuevo y de repente, levanta la cabeza y dice:
-¿Pero cuantas vidas laborales váis a pedir?
Suspiro.
Volvemos a explicar, que sólo la mía, asiente y sigue aporreando las teclas un buen rato.
En ese momento aparece C, se pone detrás y le pregunta:
-Oye, ¿pero cuantas vidas laborales van a querer?
Joder que una, que la mía coño, que sólo la mía, la mía, la mía!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
-Sólo una, la de ella-repite el gestor por quinta vez ya, con una sonrisa tensa.
-Ahhhh-dice C y se marcha.
El funcionario A, empieza a comprobar mis datos, bueno, parece que sólo aciertan en el número del Dni y en el nombre de mis padres, lo demás, o está desfasado o mal, confieso que la parte desfasada, por mi culpa.
Y al fin, parece que ya estamos a punto de acabar cuando el empleado del Estado A le da a la tecla de aceptar y,
uyyyyy,
casiiiiiii,
no,
el programa le da un error, nada, lo mejor en estos casos es cerrar la ventana sin leer el mensaje del error e insistir, no, tampoco, pues bueno, lo repetimos 4 veces más, alguna tendrá que colar, ¿no?, pues no, así que el empleado del Estado A decide ir a lo seguro, a ver, a ver, qué pone, mmmm, uy, que me falta un dato, lo pongo aquí, le doy a aceptar, ostias si es que esto de los ordenadores es la leche, ahora sí que sí, si es que soy lo más (cara de satisfacción funcionaral).

Mientras se va imprimiendo la tan ansiada vida laboral, al empleado del Estado A le suena el móvil, descuelga, empieza a hablar y cuando termina de imprimirse me tiende la hoja dando así por terminada nuestra interacción, de la misma manera que ha empezado, en silencio.
Yo, pongo cara de ajo y utilizando el mismo sistema de comunicación le digo que no con la cabeza y señalo en dirección a su teclado, dónde tiene mi Dni, lo mira cómo a un ente extraño, me lo da y sigue hablando por el móvil.
Bueno, si no contestó al HolaBuenasTardes no íbamos a esperar que lo hiciera al AdiósGraciasBuenasTrades, ¿no?

Salimos y allí estaba ella, la guardia de seguridad lidiando con ciudadanos sin cita previa, negándoles el paso, manteniendo el orden establecido.
Nos miramos mi compañero, el gestor y yo y dije:
-Vamos, salgamos rápido, no sea que nos pregunte cuantas vidas laborales vamos a pedir...


-Para saber el por qué de Baguettes, pincha aquí

8 comentarios:

Daisy dijo...

Ender. Me encantan estos relatos tuyos sobre la burocracia. Porque me identifico totalmente contigo y lo vivo.

Un gustazo leerte

Yo de vocación funcionario...perdon funcionario's blog... y para comer baguette ;P

CHucky dijo...

Por alusiones... ¿de verdad queríais nada más una vida laboral?

Ender dijo...

Muchas gracias Daisy, al menos cuando te pasan cosas así, te puedes reir un rato después contándolo :D

CHucky, no, sólo fuimos a tocar los huevos, lo de la vida laboral era una vil excusa para ir a molestar...:P

Hawai dijo...

Madre mía, qué paciencia tenemos los ciudadanos!!!!!!.

Ender dijo...

Más que paciencia tenemos las tragaderas bien anchas :D

CHucky dijo...

¿Habéis probado alguna vez a acudir a una ventanilla (pública o privada) con un bate de béisbol en la mano?

ZOLDAR dijo...

No sé de qué te quejas, todos sabemos lo bien que funciona la administración pública en España, creo que estamos a la cabeza de Europa en todas estas cosas. Jajajaja.

En fin, conforme iba leyendo tu relato, más me acordaba de Ulises y la Odisea, jajajaja.

1 besito wapa.

Daisy dijo...

que entro solo para decir que me gusta más que antes...

que cuando te dije que me gustaba a medias, es porque a tu abuela las transparencias le parecen muy sexis pero no tiene vista para ellas...

besucos

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.