Sleeping dogs lie (Los perros dormidos mienten), Bobcat Goldthwait

lunes, 9 de marzo de 2009

Amy, es una chica normal y vive una vida normal. Tiene un novio con el que se va a casar y en terminos generales, es feliz.

John, su novio, cree que ella es la persona con la que puede ser completamnete sincero, contarle todo aquello que nunca ha contado a nadie y trata de que Amy, le cuente, a su vez, ese secreto que todos tenemos, nunca confesado.

Efectivamente, Amy tiene un secreto que nunca ha contado a nadie, cosa que no es de extrañar, dado lo escabroso del secreto.
Presionada por la insistencia de John, decide contarle ese secreto perturbador justo el fin de semana en que han ido a visitar a los padres de ella ,para presentar a su futuro marido.

Y se lo cuenta; Amy, hace unos años, le practicó una felación a su perro, no sabe exactamente por qué, pero lo hizo.

A partir de ese momento, la vida de Amy, da un giro radical, su novio no la comprende, su familia al enterarse la hace de lado, etc.

Con este impactante argumento, empieza la película Los perros dormidos mienten, una película que trata básicamente de la sinceridad o de la necesidad de la misma.

¿Es necesario que nuestra pareja sepa absolutamente todo sobre nosotros, incluso esas cosas que no inciden directamente sobre la relación?


¿Pueden o deben, las personas guardar una porción de intimidad para si mismos, o por el hecho de estar en pareja todo debe ser contado, casi cómo si de un mandamiento se tratara?

John, le dice en un momento de la película a Amy, que quiere conocer todos los actos que la han convertido en la persona que él ama, incluso esos más inconfesables, imagino que creyendo que lo más inconfesable que puede haber cometido su novia, es algo fácilmente aceptable.
¿Cuando le pedimos a una persona que nos confiese todo, le pedimos, de verdad, que nos lo confiese todo, o sólo lo que estamos dispuestos a aceptar, lo que nos es fácilmente tolerable?

¿La sinceridad a toda costa, es buena o es mala?

La mayoría de personajes de la película, menos Amy, está de acuerdo en que hay que ser sincero, contarlo todo y así medir a la otra persona, ya de paso, sabremos si nos merece o no, por qué total, lo que hicimos ya pasó y nada puede ser tan grave para no ser perdonado...¿o sí?

¿Es más grave lo que hizo Amy, que por ejemplo, que haber cometido un asesinato?
No, no lo es, claro, pero qué resulta menos difícil de aceptar, o mejor dicho, ¿se pueden equiparar en cuestión de shock emocional, ambas acciones?

¿La verdad y la sinceridad son la misma cosa?

En otro momento de la película Amy, dice eso de : -la verdad está sobrevalorada.

Ciertamente, la verdad, o la VERDAD, está sobrevalorada o malinterpretada, no sé exactamente.
Creer que la verdad es una especie de panacea en las relaciones, me resulta de lo más cándido, por qué la verdad es sólo el primer impacto, vale, es importante, pero ¿qué hacemos con la verdad?

¿Aprendemos algo cuando nos confiesan alguna verdad, o cuando la confesamos?

¿Tratamos de cambiar las verdades que no nos gustan?

¿Tratamos de descubrir las verdades de los otros para amarles más o para tener motivos para dejar de hacerlo?

¿Se es deshonesto cuando se miente, siempre, en todos los casos, aunque seamos consecuentes en todo lo demás o no se puede ser consecuante cuando se miente en una sola cosa?

La verdad en si misma, es un objeto inerte, que debemos modelar, que causa en nosotros reacciones, que nos ennoblece, que nos envilece, que nos hace crecer o volvernos miserables, con la verdad perdonamos, creamos, crecemos, con la verdad destruimos a los demás, los chantajeamos, los arruinamos; la verdad no es nada, pero lo es lo que hagamos con ella.

Sí, la verdad está sobrevalorada, pero la honestidad, no.


18 comentarios:

tetealca dijo...

Yo algo así jamas lo contaria. En general creo que debe haber sinceridad en una pareja pero a partir de que empezó la relación. Antes de eso creo que es peligroso contar y que no todo se asimila tranquilamente, siempre causa problemas.
Saludos.

Ender dijo...

Hola Tetealca.

Yo pienso casi parecido, pero creo que depende de la persona con la que estés.

O sea, que no es realmente indispensable que tu pareja sepa toooooodoooooooo de ti antes de estar juntos.

Pero también pienso que si guardas un secreto tan importante cómo para que sea una carga para ti, la persona que has elegido debería ser la adecuada para escucharte y apoyarte, aunque no lo comparta.

No todas las personas están capacitadas para entender las mismas cosas, ni contamos las mismas cosas a todos nuestros amigos.

Saludetes

Ana. dijo...

Yo leo perro y vengo corriendo! jajajajaj

Ostras Ender, qué dilema!

Yo tiro más bien para el "todo no, por favor" si hablamos de sinceridad y sobre todo si es de época pasada donde la pareja aun no se conoce; pero si es una carga y resulta un alivio contarlo...
Eso le pasa a Amy por hacer esas cosas! jajajaja

Ana. dijo...

Ahhh, me gusta mucho la nueva imagen, creo que me pega más a mí que a ti! ;)

sweetjane dijo...

Estoy de acuerdo con Ana., una cosa es la sinceridad y otra abrirte en canal y mostrar tu intimidad personal.
Soy partidaria de guardar una parcela propia, individual, sin que ello sea una traición a la confianza.
Aún así, a Amy ya le vale. :PPPP

sweetjane dijo...

Por cierto, muy bonito tu nuevo vestido de entretiempo. :)

sweetjane dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daisy dijo...

Es que el tal John empieza mal.

A mi alguien que quiera saber todo de mi ya me da mala espina. Porque a mi lo que mi pareja haya hecho antes de conocerme no me importa nada...salvo que haya delinquido, si es un maltratador "isisino", eso si me importa...

Y después tampoco me parece que haya que contarlo todo...siempre debe de haber una parcela personal para nosotros mismos.

La verdad consiste en no mentir, en no engañar, no en radiar lo que haces y piensas...

Cuando creía en el pecado, creía que las cosas eran pecado cuando con ellas se hacía daño a alguien... Amy no sé si hizo daño al perro con la felación...(emoticon sonrisa) pero si no fué así...allá ella con sus gustos...

Y desde luego Amy demuestra tener muy mal gusto al hacerlo con un perro y al contarlo después...

No me gustan ni John ni Amy...

Tu nuevo look me gusta pero a medias

Ender dijo...

Ana, pero y si la pareja insiste en saberlo todo? :D

A ver, qué es esto de que te gusta pero que te pega más a ti, me estás diciendo algo??? :DDDDDD qué me pega más a mi? un cactus? :P

Sweet, lo de la parcela propia, es importante, tenerla y preservarla.

Por cierto, ahora que me dices lo del vestido de entretiempo me has dejada emparanoyada, eso es que me lo voy a tener que cambiar con cada estación? :DDDDD

Daisy, pero es normal no?, que nuestra pareja lo quiera saber todo.

Pero Amy tiene mal más mal gusto por hacerlo o por contarlo? te recuerdo que el novio no para hasta que ella se lo cuenta. Ella no quiere contarlo.

Y lo más importante, por qué a medias el nuevo look? :D

Hawai dijo...

Creo que el novio de Amy es un inseguro, no la quiere, y por eso le sugirió tal confesión. El único motivo por el que una pareja exige este tipo de chorradas es para luego poder echarlo en cara cuando le conviene.

Muy chulo el nuevo fondo, Ender-cita :))).

Ender dijo...

Bueno Haw aporta un punto de vista diferente.

Es bastante posible que sea un inseguro, desde luego, es un pesado, además, el maromo también hace una confesión de órdago, del mismo pésimo gusto que su novia.

Gracias!
(Haw, es Endercita, todo junto, diminutivo femenino de Ender) ;D

Hawai dijo...

Lo sé, es que me gusta más Ender-cita, sorry, nolovuelvoahacer :))))).

Ender dijo...

No tranqui, es que pensaba que no lo sabías ;D

sweetjane dijo...

Las confidencias suelen acabar como el rosario de la aurora.
El que ha confesado lo inconfesable, rechaza al receptor (por vergüenza, porque se arrepiente de haber flaqueado en su discreción, porque ve sus miserias reflejadas en la mirada del otro...). Y el comprensivo oyente deja de serlo cuando la distancia le da perspectiva y analiza crudamente lo que se le ha contado.
Por otra parte, estoy totalmente de acuerdo con Hawai, la necesidad de saberlo todo, más que amor, parece inseguridad.
El pasado de cada cual no es objeto de negociación ni de análisis a dos.

Ender dijo...

Bueno, parece que hay consenso, sinceridad sí, pero la indispensable a lo que atañe a la relación, el resto, cada uno se lo guarda :D

He de confesar, que yo discrepo :P

Miriamcita dijo...

me sumo a lo dicho.....una cosa es no mentir y otra cosa contar tus intimidades cuando eras solo "tú".

Mucha gente no lo entiende, pero creo que a menos cosas se sepan de relaciones anteriores ( por ejemplo) mucho mejor.....la madre de una amiga insiste siempre a las amigas de sus hijas que pregunten a los novios cosas, por ejemplo cuantas novias han tenido, o por que dejaron de salir y cosas así....yo me parto y me troncho!Está fatal!

Miriamcita dijo...

ah, se me olvidaba, Amy era un poquillo degenerada,no???casquitoooo!!!!!

Ender dijo...

Pero la madre de tu amiga lo que quiere es cotillear, preguntar ese tipo de cosas es ya muy heavy, sobre todo si es al principio :O

Jo Miriam, sobre gustos no hay nada escrito, no? :P

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.