Deja que desaparezca

viernes, 30 de enero de 2009

A veces me pongo filosófica, cómo todo el mundo, por otra parte, e intento hacer algo con todas esas cosas que supuestamente aprendí para ser mejor persona.

Trato de pasar mis malas experiencias por el cedazo de esas enseñanzas, seguramente para que escuezan un poco menos, o para creer que han servido de algo.

A veces me sirve y realmente, termino sintiendo que eso es cierto.

Otras sin embargo, siento una punzada de rebeldía interior y me digo que me estoy mintiendo, que sólo es un engaño, que el dolor duele y que no hay nada que pueda cambiar eso.

Últimamente estoy en eso, en curar algunas heridas, o más que heridas, escoceduras sobre heridas antiguas, heridas complejas, heridas arquetípicas.

La confianza es una flor delicada, de cuidados complicados, de crecimiento lento y está amenazada por muchas plagas distintas, la desidia, la deshonestidad, la falsedad, la traición...

Confiar en otra persona es un acto de fe, es cierto que antes de confiar en alguien, le pides ciertas garantías, que parezca fiable, honesto, buena persona...esas cosas, sin embargo a la hora de la verdad, sirven de poco.

De todo esto, de la experiencia de la traición, quiero decir, trato de saber qué es exactamente lo que más me duele, y por definición, lo que me afecta.

No es que hayas dejado entrar en tu vida a una persona que decía ser lo que no era, no es que hayas explicado cosas más o menos íntimas, más o menos comprometedoras a una persona que no era de fiar, no es que hayas sentado a tu mesa a alguien que no te quiere bien y se aprovecha de lo que sabes para lastimarte.

Para mi, lo peor, es haber creído que a esa persona le importas, que esa persona te aprecia, que cuidará de ti cuando lo necesites, que te apoyará cuando todos los que te rodean no lo hagan, que tirará de tu mano para que te levantes cuando tropieces. En realidad, en lo que invierte su tiempo es en hablar mal de ti, en desvelar cuales son tus puntos vulnerables, en burlarse de tus debilidades, en criticar tu modo de ser.

Esa persona que creíste amig@, no lo es, hace ver que nunca lo fue, que nunca estuvisteis cerca, que nunca hubo un tiempo en que os contábais cosas que no sabía nadie más.

Y no, no es una sola persona, o una persona concreta, son todas esas personas que actuaron de la misma manera durante toda tu vida, son esas personas que defraudan por qué su calidad moral no da para más.

Cómo me escuece, trato de verlo de otra manera, trato de ponerme zen y me digo:

Gracias a todas esas personas que con sus traiciones pusieron a prueba mi templanza.


Gracias a todas esas personas que con sus traiciones me permitieron demostrarme a mi misma que la venganza no es mi estilo, a pesar de que a veces sentí que debía serlo.

Gracias a todas esas personas que con sus traiciones me hicieron descubrir, quienes eran de verdad mis amigos.

Gracias a todas esas personas que con sus traiciones me hicieron reflexionar sobre mi misma y mi los principios que quería que rigieran mi vida.

Gracias a todas esas personas que con sus traiciones, al final, se alejaron de mi vida, antes de haberme podido lastimar de verdad.

No siempre siento que escuece menos, pero saber que a pesar de todo, no me rebajé a lo mismo que ellos, me hace sentir mejor.


2 comentarios:

diego dijo...

Endercita, las heridas que nos causan los demás acaban curándose, aunque a veces en su lugar aparece un escudo de aparente insensibilidad. Lo que no podemos hacer es cerrarnos en nosotros mismos para evitar que nos sigan haciendo daño. Como tú misma dices, hay que intentar sacar algo positivo de las traiciones de esas personas, aunque volvamos a caer una y otra vez en esa confianza (algunos somos un poco pardillos)

Endercita dijo...

Hola Diego!!!!

No es cosa de ser pardillos, si caen hasta los más listos...es el precio a pagar por la compañía de los seres humanos, que le vamos a hacer.

Sólo es que tengo a alguna gente sin escrúpulos más a la vista de lo que me gustaría y a veces me cruzo un poco ;D

Gracias por escribirme!!!

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.