Tonterias a granel

miércoles, 20 de octubre de 2010

El otro día estábamos viendo un capítulo de Los Protegidos, otra de esas series que empiezan con una idea en mente, mejor o pero defendida y acaban siendo un folletín bastante pesado por que parece que tienen mucho tirón, cuando mi medio pomelo me dio una idea genial para librarnos de las madres pesadas y agobiadoras del mundo.

Primero de todo, es indispensable haberse independizado, sino no cuela, una vez seamos independientes y para evitar las llamadas periódicas de nuestra madre que no nos deja ni a sol ni a sombra, la llamamos y le decimos;

-Mira mamá, resulta que tengo superpoderes y unos hombres malos del Gobierno me están buscando para secuestrarme y usar mis poderes para el mal y he de desaparecer (aquí se pone el plazo de tiempo que queramos librarnos de la madre).
Durante ese tiempo no podré llamarte, ni verte, y por supuesto, no te pases por mi casa, por qué está vigilada y podrían hacerte daño para hacerme salir.

Después de meterle el rollo, que habremos declamado con mucha afectación y dramatismo, es necesario usar una despedida del estilo,
-Te echaré mucho de menos
o,
-Dale recuerdos a papá
o,
-Cuidaros mucho
o, mi preferida,
-No sabes cuanto os quiero
por descontado, que esas frases se dicen casi llorando y con voz estrangulada.
Luego se cuelga abruptamente y se restringen las llamadas de tu madre en el fijo y el móvil.

Se puede usar para otros familiares pesados.

Si alguien lo prueba, que nos cuente cómo le ha ido.

6 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

¿Y quién te hará esas croquetas que llevan horas ( entre la bechamel, el reposo, el relleno ,la hechura y la fritura)y que tanto te gustan? ¿Y quién te echará la bronca necesaria cuando metas la pata hasta el cuello?¿y quién te dará un achuchón, así, por las buenas, pero que te hará saltar las lágrimas porque te hará sentir profundamente querida?...la pesada de tu tía...

emejota dijo...

Ja,ja,ja. Me parece una idea genial, porque mira que son pesadas las madres. Ufff, dímelo a mi, que lo soy......quiero decir víctima de madre pesada y okupa. Joooo y ya soy abuela.
En lugar de esa historieta inocente, diles que para hacerse querer hay que hacerse desear y que el empacho produce vómitos.
Un ejemplo, solo hablo con mis hijos cuando ellos me llaman, solo llamo cuando hay algo urgente que comunicar. ¿Te puedes creer que ha habido temporadas que llamban tooodos los días, ahora ya no, afortunadamente?
Pues esas son las reglas de juego, y te aseguro que funcionan a la perfección. Un fuerte abrazo.

nee* dijo...

Muy bueno xD

Chelo dijo...

ojalá hubiera una forma de hacerlo sin ofender... pero ahora que soy madre y aunque me queda muuuuuuucho para la independencia de mis hijas pienso que pobrecitas mamás y le cojo el teléfono... casi siempre...

jajaja
Beso!

diego dijo...

Coñe, Ender, ahora lo entiendo... Yo no tengo madre, pero mi hija, a la que no dejo de llamar por teléfono, me dijo el otro día no sé qué de unos hombres malos del gobierno y que no la llamase más y que no sabía cuánto me quería... Ahora todo queda claro :D

Ender dijo...

María Jesús, yo es que familia tengo muy poca y tía tampoco tengo XD

Emejota, pues mira, has dado con la solución perfecta :D

nee :D

Chelo, uy, uy, ese casi te delata XD

Esto Diego, dile a tu hija que luego me llame, que le digo dónde hacerme el ingreso que quedamos XD

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.