Avatar

lunes, 25 de enero de 2010

He ido a ver Avatar.
Habitualmente yo soy la difícil de contentar en cuestión de cine, aunque a veces e incomprensiblemente me apasionan películas que sé que distan mucho de ser buenas, como yo considero buena una película.

Y me gustó aun siendo consciente que el argumento es igual de complejo que el mecanismo de un botijo y que la trama es tan previsible que podría adjudicarme yo misma la autoría del guión.

Le decía a mi medio pomelo, que las películas con las que más sufro son las infantiles.
Si voy a ver una peli de guerra, o una peli sobre una historia muy dura, voy preparada emocionalmente.
Si voy a ver una peli infantil, no, por qué es infantil y se supone que está exenta de dolor.
Y si lo hay me pilla con las defensas bajadas y me hace sufrir y llorar el triple que la película más dura del mundo.

Supongo que con Avatar pasó algo parecido, yo fui a ver una peli fantástica y la parte bélica, violenta e incomprensible, me pilló desprotegida.

Dice mi medio pomelo, si ya sabes que va a pasar,¿ como te puede afectar?
Y es difícil de explicar pero para mi el cine, o un libro, tiene la capacidad de trasladarme a una dimensión donde está pasando de verdad lo que me enseñan, si lo veo y lo siento, entonces existe y cuando establezco esta conexión emocional, ya no es la película que estoy viendo de manera unidimensional lo que está sucediendo, lo que veo se une a mis emociones, a mis vivencias, a mis recuerdos y si veo una escena de aniquilación, ya no es sólo esa escena de aniquilación la que veo, la que siento, son todas las que vi antes, todas las que sentí antes, no es una guerra, son cientos de ellas.

Por que el cine no es solo lo que estoy viendo, es también todo lo que soy en relación a lo que estoy viendo.

Avatar no tiene un gran argumento, pero es de una belleza y perfección estética que quita el aliento, tanto que en alguna escena se me llegó a escapar algún gemido ahogado de impresión, por que la belleza también puede ser difícil de digerir si es demasiada.

Y debe ser por el momento en el que me encuentro, en un momento de una fe tan frágil en el ser humano que bordeo el abismo de la decepción absoluta y las historias de codicia, de aniquilación, de guerra, me superan.

Avatar explica una historia arquetipica dentro de nuestra historia; un pueblo de otro color tiene algo muy valioso que el hombre blanco quiere y para conseguirlo se destruirá el entorno natural y extraordinario en el que viven y hasta se les destruirá a ellos si es necesario.
Es una historia básica donde los buenos lo serán hasta que decidan responder con violencia y los malos lo serán hasta que se les hable en su mismo idioma, la violencia.

No es un gran guión, pero de repente me resultó insoportable ver una vez más como el dinero es nuestro Dios.

Pandora no existe, pero no hace falta irse tan lejos, en nuestro planeta Tierra se sigue arrasando cualquier zona que sea susceptible de aportar dinero al primer mundo, da lo mismo el coste ecológico que tenga.
En nuestro planeta, los países pobres están en guerra a favor o en contra de intereses creados por el pirmer mundo, todo, por un puñado de monedas.
En nuestro mundo, la vida sigue teniendo el menor valor posible.

Así que no, Pandora no existe, por qué Pandora somos nosotros.
Y en Pandora, ganan los buenos, al menos de momento, pero aquí..., aquí perdemos todos.



*Más allá de mi crisis de fe en la humanidad, es una película que recomiendo encarecidamente, aunque sólo sea por el precioso envoltorio que tiene.
Yo la vi en 3D, y eso que para mi el 3D es un sacrificio, no me sienta bien, pero ha sido la cosa más alucinante que he visto en años.
Después de verla, os prometo que querréis ir a vivir a Pandora.

6 comentarios:

CHucky dijo...

¡Pedazo guión! "Avahontas", la llaman, no te digo más XD

Nada qué añadir a lo que has dicho. Supongo que en 2D estará bien y tal, pero la (única) gracia que tiene la película es verla en 3D. Recomendable sólo por eso.

Nota: dura dos horas largas, casi tres, y se pasan sin darte cuenta. Incluso se te puede hacer corta. Eso no es fácil conseguirlo.

Endercita ¿viste "Up" en 3D? Muy recomendable. Esta SÍ que tiene un muy buen guión, así que incluso en 2D se puede disfrutar mucho y en muchos niveles.

Aunque para mí el mundo se divide en dos categorías: los que han visto "Wall·E" y los parias XD

¡Muerte a los humanos!

Ana dijo...

Qué pereza me está entrando con esta película, por favor!!!!

De entrada, todo el tema de efectos especiales y demás, si no tienen un buen guión detrás, a mí me da exactamente lo mismo...
Por otro lado, cuando te inflan tanto una película luego nunca alcanza las espectativas que te has hecho de ella.
Creo que voy a pasar de ir a verla, así del tirón, por mucho que me digan que me estoy perdiendo la revolución en el mundo del entretenimiento.

Me siento totalmente identificada cuando hablas de que te metes en otra dimensión en lo que está ocurriendo es real. A mí me pasa con el cine, las series, pero sobre todo con la literatura. Menudas panzadas a llorar me he metido leyendo...

iolanda dijo...

Holaa,
Os entiendo, yo también soy de integrarme en el mundo "peliculero o librero" de tal modo que lloro rio grito y mi chico me dice, ¿pero no ves que es una película?... ¡hombres!

en fin, yo no se si me gustará, pero no soy masoquista, si voy al cine es para reir o simplemente pasar un buen ratito, para llorar ya tengo bastantespenas... pero, eso de que refleja belleza me llama la atención.

Por cierto,up la vi en 3D y me encantó, pero las gafas se me hacen pesadísimas,la mitad de la peli me las quitaba, jeje, sin embargo, la peli en si, ¡me encantó!

besitos,

mariajesusparadela dijo...

Es curioso como cada persona nos sentamos de modo distinto a ver cine.

Daisy dijo...

Yo tengo ganas de verla. Pero no está en las carteleras, no sé si es porque ya la han echado y me la he perdido o porque aún no la han puesto.

Lo de sentir depende mucho del momento de tu vida. Yo he tenido épocas, ésta es una de ellas que se me saltan las lágrimas con todo...Y también me resulta fácil meterme dentro de una historia.

Endercita dixit:
Pandora somos nosotros.


Endercita dixit en otro lugar:
Dios somos todos y cada uno de nosotros


Dios es Pandora? :D...

Ya sé el ying y el yang no?

Besucos niña, me ha encantado tu profundo comentario, sólo tú que miras hacia dentro lo puedes hacer tan bien.

Ender dijo...

CHucky yo creo que tiene más cosas aparte de Pocahontas, que no he visto, por cierto.
Ahí hay metidas muchas más cosas.

Yo creo que sin 3D puede estar muy bien igualmente.

Pues lo siento pero la de Up, me defraudó bastante, no me dijo nada de nada.

Y Wall·E, pues un poco lo mismo, tampoco me dijo nada aunque me gustó mucho más que Up.

Ya me puedes pegar.

Ana yo pienso que esta película tiene la habilidad de sostenerse a pesar de lo simple del guión.
Si la vas a ver vale la pena ir al cine.

Con la literatura, ya ni te cuento :D

Iolanda, yo lo de gritar no, ves, sufro en silencio, jajajajaja
Es que veo mal con las gafas 3D es como si desenfocara o qué se yo, y me pueden dar migrañas, así que muchas ganas he de tener de ver algo en 3D, aunque la de Coraline la vería sin dudarlo por que la vi en cine normal y flipé, pero en 3D debe ser para morirse del gusto.

Y como ves tú el cine María Jesús?

Lur, la habrán sacado a nosotros nos costó un poco encontrarla, que prisa tienen, por favor.

Pues lo míos tienen épocas en que es mucho y épocas en las que es muchísimo, ya ves.

Pues precisamente, Pandora sí podría ser Dios, ya no te digo más que la despanzurro :DDDDDD

Lo que digo siempre es que buscamos a Dios fuera de nosotros, cómo algo extraño o externo, y para mi la figura de Dios no existe fuera, lo que existe es la necesidad espiritual en cada uno de nosotros, nuestra consciencia, nuestra bondad y la forma de regular nuestros actos de acuerdo a nuestras creencias, eso es Dios.
Bueno, eso y muchas otras cosas.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.