Correos responde

lunes, 18 de enero de 2010

Me decía mi amiga Daisy hablando de los cabreos que me pillo con Correos, que por su página web existe la posibilidad de hacerles reclamaciones, aunque no contestaban.

El caso es que la única vez que he formulado una queja contra ellos fue hace algún tiempo, por qué los sábados que repartían correo lo pasaban sistemáticamente por debajo de la puerta de la escalera y las cartas quedaban hechas puré, nos cansamos e hicimos una queja.

Lo que pasó es que en un par de semanas se presentó un empleado de correos en casa, cosa que nos dejó estupefactos, para saber que había pasado y se lo contamos.
Nos explicó que los sábados repartían suplentes así que la queja no podía ir dirigida al cartero habitual y prometió que tomarían medidas.

Y es cierto, nunca más nos pasaron las cartas por debajo de la puerta.
El sábado siguiente el cartero nos dejó un papel pegado en los buzones que decía que ante la imposibilidad de depositar el correo en los buzones pasáramos a recogerlo por la oficina de correos de nuestra zona.
Así estuvimos un mes, hasta que se le pasó el cabreo y volvió a dejar las cartas en el buzón o fue sustituído.
Ni que decir que fue una represalia, por qué ese sábado nadie llamó al timbre y estuvimos toda la mañana en casa.
Así que visto lo visto y valorando en muy poco las soluciones de correos, he tardado un poco en volver a poner una queja-queja.
Y es que hace un mes, me personé en correos a las 5.30 de la tarde para mandar 5 paquetes a distintos puntos de la península y tuve que esperar alrededor de una hora para que me atendieran.
Entretanto, uno de los funcionarios tuvo una bronca con una usuaria, por qué según él le estaba entreteniendo y había mucha cola, la usuaria, que estaba realizando su gestión pues había llegado su turno, estalló y la tuvieron.

El mismo funcionario, con la misma cola y la misma supuesta prisa, estuvo unos diez minutos de cháchara con otra usuaria que debió caerle en gracia y aquí no ha pasado nada.
Así que me fui a la página de correos y formulé una reclamación por el tiempo de espera y por el hecho de que encima que tienes que esperar si te quejas la persona que te atiende lejos de disculparse se te pone chula.

Y he de decirte Daisy, que correos responde.
En un par de semanas me mandaron una carta (curioso si tenemos en cuenta que la reclamación se hace por mail) donde me explicaban lo que ya sé, que el personal de cada oficina de correos depende del volumen de trabajo que tienen y que por ello hay momentos en los que hay mucho trabajo y poco empleado.

Lo que querían decir es, esta oficina es pequeña y para tres horas que hay colas no vamos a poner más personal que luego están el resto del día tocándose los huevos.
Por eso, es mejor que a partir de las 5 de la tarde estén ustedes esperando una hora para mandar un paquetito de nada.
O sea, que yo estoy a su servicio y no ellos al mío.
Eso sí, me prometían que en vista de las fechas en las que estábamos y ante mi queja, iban a proceder a restrecturar el volumen de personal de todas las oficinas en general.
Que traducido significa que van a contratar a unos cuantos suplentes que tardarán el triple de tiempo que tarda un empleado formado en hacer cualquier gestión, ya no te cuento lo que tardarán si han de encontrar un paquete recibido, con lo cual habrá una persona más, pero las mismas colas ya que en mi oficina no cabe más personal del que hay, ya que no existe lugar físico para ubicarlos.

Si la oficina es grande por qué es grande y hay mucho volumen de trabajo (y poco personal) y si la oficina es pequeña por que es pequeña (y no necesitan a más personal); el caso, es que correos es un cabreo asegurado en casi cada visita.

7 comentarios:

güertana dijo...

lo de correos no tiene nombre. Un día me tocó llevar el correo de la oficina, cuando me acerco veo que llega la cola a la calle, y veo salir a un funcionario y le pregunta uno que estaba en la fila, "Pepe, pero te vas ahora?" y le conteste el payo, " si, es que ahora es cuando más gente hay".
No se si este tío nació así de sinverguenza o lo ha ido adquiriendo con los años, pero de todas formas es "pa matalo"

Chelo dijo...

suscribo lo dicho, lo de correos no tiene nombre, pereza me da contar los pormenores de mis últimas visitas, lamentable

Ender dijo...

Güertana, hay que ser muy poco considerado para irse con una pedazo de cola así...es que es la ostia, tú haces eso en la empresa privada y primero, la gente te arranca la cabeza, segundo, te la vuelve a arrancar tu jefe.

Chelo, cuenta, cuenta, a mi me consuela saber que no solo me maltratan a mi XD

mariajesusparadela dijo...

Cada vez estoy más contenta de vivir en un lugar pequeño...
Todo acaba traduciéndose en calidad de vida: tengo una cartera majísima, una oficina de correos donde ya me sonríen e incluso encuentro aparcamiento...
(como castigo no puedo ver ópera, no hay teatro...)

Ender dijo...

Y la envidia que tengo de la gente que vive en sitios pequeños :D

Aunque Daisy también lo hace, y tiene problemas con los de correos lo mismo que yo XD

Yo a mi cartero lo conocí la semana pasada, era la primera vez que lo veía, se alegró de conocerme, la chica que recibe muchos paquetes me llamó :D

Por cierto, os he contado que una de las funcionarias de correos que trabaja en mi oficina es la antigua propietaria de mi piso? juas, juas, juas.

Daisy dijo...

y tu amiga Daisy aquí sin enterarse... eso de que cuando te nombran suenan los oídos es una bola a mi lo que me está sonando estos días sin parar es la ciática..

Responder responder...siempre responden... En mi caso no lo hicieron por email ni enviándome un Sr a casa pero supe que habían respondido porque la ñora que está en correos me mira con inquina desde entonces.

Pero es que lo mío fué peor...lo mío es que no podía enviar un paquete porque no tenían máquina de pesar, estaban esperando que les trajeran una y cuando volví y ya la tenían resultó que no habían hecho el cursillo de aprendizaje y parece ser que no traía instrucciones. Y fuí alrededor de 5 o 6 veces.

Yo también estoy encantada de vivir en un lugar pequeño después de haber vivido en un montón de lugares grandes. Pero no ha sido gracias a Correos. Yo es que hay días que por no verle la cara a esta señora aprovecho el día que voy al Corte Inglés para enviar paquetes.

Otro día os hablo de la inoperancia del Corte Inglés estas Navidades...

Ender dijo...

Pues la ciática es muy mala o eso dicen :S

Pero Daisy eso no es responder, les pegaron el toque pero además han de responderte a ti.
Reclama por eso! XD

Es que antes no te miraban con inquina?????

Debería ser al revés, que ellas por no verte a ti aprendieran a hacer las cosas que al fin y al cabo es SU trabajo, leches!

Cuenta lo del Tajo British.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.