A veces me pregunto...(parte I)

miércoles, 13 de enero de 2010

...si la gente es idiota.

No sé si os he contado que como al fin he comprado el piso, he empezado a hacer obras cual posesa que quiere recuperar el tiempo perdido lo antes posible, así que a la semana de haberlo comprado nos liamos a hacer la instalación eléctrica del mismo, bueno, nosotros no, sino unos electricistas y he de reconocer que por primera vez en mi vida y tras una obra, no puedo quejarme sobre nada del par de electricistas que nos hicieron la instalación maravillosamente bien, rápido, aportando siempre soluciones y pensando en nuestra comodidad.
Y encima eran amables.

Pero cómo estamos hablando de idiotez no me estoy refiriendo a ellos, por descontado, sino a la fase dos de las obras, esto es, instalación de aire acondicionado/aire calentito.

Las obras las dirige una persona que es la que contrata en cada caso al operario adecuado, se consensúa todo con él y es a él a quien rinden cuentas.
Veamos, se planifica la instalación del aire para la semana X, pero finalmente no pueden hacerlo y pretenden empezar un sábado de una semana después para que no se note tanto. Se les dice que no, que empiecen el lunes de la siguiente que total ya no viene de un par de días.
Previamente al día que se inician las obras, se reúnen en mi casa instalador y persona al mando, hablan entre ellos y con los electricistas y acuerdan hacer una serie de agujeros para aprovechar ambos al máximo las rutas por dónde pasan cables de todo tipo.
Se pacta que los aparatos del aire, los que se ponen fuera, vayan a la derecha de la puerta con tal que no invadan el espacio donde va a ir el invernadero; todo claro, ¿no?

Finalmente empiezan un martes, nos aseguran que les va a llevar sólo un par de días hacerlo todo.
El lunes por la noche procedemos a tapar lo más delicado con algunos plásticos que sobraron de cuando hicieron la instalación los electricistas, pero no llega para taparlo todo y nosotros, ingenuos, pensamos que éstos iban a proceder como los otros, o sea, tapar todo el material sensible antes de liarse a hacer polvo con la radial como locos.
Primer error, creer que son ellos los que deben traer plástico y tapar algo, por qué no señor, ellos llegan y se ponen con la radial y no sólo no tapan nada sino que si debajo de donde se lían a cortar está el cesto con la ropa limpia para doblar ni lo apartan ni nada, hala.
Esa tarde cuando llegué a mi casa casi me da un síncope, la habitación llena de polvo, la cama, la ropa, todos los objetos de encima de los muebles, todo, enterrado en polvo.
Me cago en toda su parentela y limpiamos.
Para el día siguiente no hace falta tapar nada, por que ya han hecho las regatas y sólo queda sacar los tubos fuera y poner las máquinas en la pared de la terraza; aún así guardo todo y tapo todo lo que se pueda ensuciar y por si acaso quito el espejo de la pared, no sea que se lo lleven por delante con la radial con tal de no sacarlo.
Llega el día dos, supuestamente han acabado, nada mas llegar a mi casa salgo a ver donde han puesto las máquinas.
Pues de tres que había que poner a la derecha sólo hay una, las otras dos están bien metidas en la parte en la que irá el invernadero.
Monto en cólera y llamo a la persona que se encarga y le explico lo sucedido, me dice que ahora mismo llama al instalador a ver que ha pasado.
Pasado un rato el instalador llama a mi chico y le cuenta que ha habido un problema de comunicación, que él entendió a la derecha saliendo y no a la derecha una vez fuera y mirando la pared de cara.
Claro, es comprensible, el día que quedó con la persona que está al cargo de todo y salieron fuera y le dijo dónde iban, debió sufrir un ataque de dislexia, lo que justificaría que no diferencie izquierda de derecha.
Es más, el día en que salió con mi chico a la terraza y le señaló donde iban las máquinas debió sufrir una posesión y no era él el que le señalaba el lugar exacto dónde debían ir, sino una entidad malévola que tomó su cuerpo prestado un rato.
Eso explicaría por qué unos días sí sabía donde van y el día de la instalación no; se llama problemas de comunicación.
Pero aparte de este dato trascendental al ir al baño descubrí que habían hecho el agujero del desague sin quitar la báscula de debajo.
Lo gracioso del caso es que a poco más atraviesan la báscula para hacerlo y no tuvieron los santos cojones de apartarla para que no quedase enterrada en polvo, o visto desde su perspectiva, para que no les molestase.


¿Y cómo creéis que acabó la cosa?
¿Dejamos las máquinas dónde no tocaba?, ¿sufrí un ataque de ira y me convertí en Hulka y le arranqué la cabeza a alguien?, ¿quitamos las máquinas de la pared a pedradas?
Lo sabréis el próximo día.

9 comentarios:

CHucky dijo...

Pues ¿cómo va a quedar todo? Como lo han dejado, por supuesto.
Es lo que pasa por contratar a "pofesionale'".

En este puto país africano, salvo los 2 electricistas que dices, con el resto hay que estar encima de ellos diciéndoles qué hacer, dónde, cuándo y cómo. Otromodo te hacen lo que les sale de los huevos y te jodes.

Ender: no pagues ni un puto duro hasta que no esté todo como tú quieres. Ni un 80%, ni la mitad, ni un 25%; nada, ni un puto duro.

Ender dijo...

Ya, pero todo el día encima uno no puede estar, ¿no?
Y si encima el que se queda a cargo de supervisar es el Capi Empanada, hasta puede pasar que en vez del aire condicionado, cuando llege, me encuentre que me han puesto en la terraza un acelerador de partículas de esos que destruyen el universo conocido.

Pues te prometo, que estos eran de lo mejorcito que uno encuentra, miedo me da pensar en el resto de ganado.

Respira, respira, respira!!!!
Pues vas a tener que esperar a mañana para saber como acaba, jajajajajajajaja (léase como risa vil y malvada)

Oye, te voy a contratar para que supervises las obras que empezamos a final de mes.

mariajesusparadela dijo...

Pues yo, si no está como pedí, no pago...¿no dicen que hay crisis? habrá mucha gente deseando encargarse de los chollos...

Ender dijo...

En este caso os digo, que una parte va por adelantado para que ellos compren las máquinas del aire, sino, no te hacen la obra.

CHucky dijo...

@Ender: eh! EH! Sin ofender a mi superhéroe favorito :D

¿Hasta mañana? Jo...
Contrátame, contrátame, que tengo ganas de estrenar la katana que me regaló Lunita :)

@María Jesús: el problema es lo que dice Ender, que es práctica habitual pedir dinero para comprar material y pagar a los curritos (p.ej.) durante la realización de la obra. Hasta que llega un momento en que al chapuzas le es menos rentable acabar la obra y cobrar que dejarte tirada. Esto le pasó a mi hermano.

Si tienes suerte y por fin terminan la chapuza, lógicamente quieren cobrar en el acto, nada de "a 60 días"... y una vez que pagas, si hay problemas, ahí te las compongas. Esto les pasó a mis padres con el aire acondicionado, precisamente: todo el verano sin aire porque estaba jodido y no era culpa de nadie.

Y, aunque te hayan dicho que hay crisis, es mentira: a más de uno y más de dos he visto yo decir que no a trabajos "sucios" o "poco rentables".

¡Ejpaña!

angelito dijo...

Ay Ender bienvenida al mundo de las obras en casa.

Imagino como acabará, pero contartelo no te va a gustar osea que paciencia y exigencia, porque tu vas a pagar lo que te han dicho y ellos tienen que hacer lo que tu has dicho.

Ea!

Ender dijo...

CHucky, no es ofensa, es la verdad pura y dura. ;P

Si vas a venir con katana me lo pienso, que las manchas de sangre luego no salen de la pared XD

Yo no creo que llegue a ese extremo mientras la persona que me hace las obras es la que es.

Angelito estas van a ser nuestras cuartas obras y esperamos que de verdad sean las últimas, son una hartura y un estrés y siempre te acabas pillando con alguien, ya te lo digo yo :S

CHucky dijo...

@Ender: pobriño mi Capitán :(

Pues sí, no había pensado yo en lo de la sangre...

Al final, viendo la segunda parte, la cosa no quedó tan mal, ¿no? Salvo algún "accidente" la cosa quedó en su sitio... casi que hay que decir aquello de "virgencita, virgencita..."

Ender dijo...

Es que tú no conoces al Capi, es más listo que nadie para muchas cosas, pero lo de saber donde van las cosas, no es lo suyo, ya te lo digo yo.

Pues eso es lo jodido, que uno a pesar de todo se dice, uf, no ha sido para tanto, es que nos tienen acostumbrados a tan poco que el solo hecho que no te atraviesen el espejo con la radial ya te hace feliz :S

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.